Una manera segura para manejar el Estado

POR: RAMON PALACIO BETTER

El presidente Uribe Velez, le gustan las reuniones con su gabinete de gobierno, en las cuales se decide y desde luego, las conclusiones si trascienden. También tiene una original manera y forma de hacer política, para ello, utiliza su presencia en cualquier lugar o región de nuestros pueblos. Su gabinete anda por todos los lados de Colombia y esta totalmente conectado con su presidente, existe una relación directa y también personal con cada uno de ellos.

 

También observamos que a pesar de andar con ellos por todas partes del país, atendiendo uno u otro problema o requerimientos en los Consejos Regionales, sé esta caracterizando su administración, por las francas y evidentes gestiones en la descentralización de primordiales actividades de gobierno, hacia las ciudades y pueblos de las distintas provincias colombianas, se están demostrando las iniciativas y propósitos del presidente Uribe Velez.

 

El poder de las decisiones de gobierno no se las entrega, ni se las delega a nadie, al menos por ahora. Es un mandatario que se siente seguro de lo que hace y dice cuando se concentra y toma decisiones de gobierno. Ultimamente decide muy rápido en los Consejos Regionales. Todas estas aptitudes lo distancia mucho de su antecesor, que dudaba mucho, sobre lo que debía efectuar y tomaba constantes decisiones equivocadas, tanto al interior del Congreso Nacional, como al interior del Proceso de Paz de ese entonces.

 

No se parece al mandatario anterior, que delegaba la mayoría de los actos de gobierno en sus ministros, salvo algún asunto de extrema gravedad y estratégico. Tampoco se le nota aburrido, como si se le notaba a su antecesor, a quien no le resultaron las cosas muy bien; ni en el Congreso, que quiso acabar de un pupitrazo, ni con los movimientos armados en subversión e inscritos en el proceso de paz, que finalmente fracaso. Sin embargo, las travesuras de los asuntos de la política lo excitaban mucho.

 

Por el contrario, el presidente Uribe, maneja un estilo muy propio para guiar el Estado y el tema político de nuestro país, evidentemente, es mucho mejor que las formas utilizadas por los anteriores, el tiempo mas adelante lo calificara. Uribe, también ha logrado asumir todos los riesgos que los diferentes conflictos le han venido presentando. Anda por todas partes del país, descentralizando importantes decisiones de sus gestiones de gobierno, que en otros gobiernos estaban completamente negadas e injustamente centralizadas.

 

De esto ha dejado repetidas constancias en muchos Consejos Regionales que ha realizado hasta ahora. En algún momento he pensado que de tantos y tantos conflictos, problemas, adversidades o distintos males por los que atraviesa nuestro país, no es difícil lograr la paz, sino que hemos sido unos inútiles en conseguirla. Sin embargo, el presidente Uribe y su equipo de gobierno, están empeñados en superar y contrarrestar tres curvas terribles que han incentivado por décadas la subversión Armada en Colombia: la exclusión social que hoy ha logrado avanzar mucho mas, la inequidad de la distribución de los ingresos, que también es abismal y el actual desempleo general existente, que no hay la menor duda de ello.

 

Creo, que al contemplar el desarrollo de su agenda y el menú de sus gestiones presidenciales, estoy seguro por lo complicada que debe ser, que muy seguramente se preguntara a cada rato, cual será su suerte y también su futuro. Por ahora y por lo que observamos ha logrado superar con éxito múltiples problemas, de toda índole, pero es muy probable que oráculos y predicciones de su destino, le adviertan y anuncien oportunamente, que muy probablemente deberá batirse ideológicamente con rivales o antagonistas mucho mayores que los emuladores enfrentados hasta ahora para lograr encontrar la paz y la seguridad nacional.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

SANTA MARTA 4 DE JUNIO DEL AÑO 2003