LUCES

POR  :  RAMON ANTONIO PALACIO BETTER

Hay cosas que pueden improvisarse, que pueden crearse en un momento dado, la cultura no.

La cultura necesita para su adquisición, años y años, y ello a fuerza de leer mucho, de estudiar, de viajar. La cultura es una bella edificación espiritual que aristocratiza la inteligencia. Los hombres cultos son los ejemplares más distinguidos de la humanidad.

Ser hombre culto es ser lector infatigable de libros, de revistas, de periódicos, es estar al corriente del movimiento literario y científico del mundo, es conocer idiomas, es haber vivido largas temporadas en ambiente cosmopolita de las grandes ciudades, es saber de arte, de filosofía, de política, de sociología y de economía.

Es saber pronunciar una conferencia y escribir un articulo periodístico.

Para los hombres del mañana es un imperativo lograr una sólida cultura, porque, la historia nos enseña que la felicidad de los pueblos depende del grado de cultura que posean.

 

Oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

SANTA MARTA, 25 DE MARZO DE 1.999.