EXTRAÑOS PAJAROS Y TOPOS COLGADOS EN LOS ALAMBRES  Y REGISTROS TELEFONICOS

 POR: RAMON PALACIO BETTER

Quien Asevere o diga que en Santa Marta no existe espionaje telefónico, sabe que más allá de las normas y prohibiciones legales que se mantienen, existen extraños pájaros y topos que se cuelgan de los alambres y registros telefónicos, especialmente en tiempos electorales. Para chuzar las líneas y escuchar y grabar las conversaciones personales y privadas, que al develarlas públicamente, sé esta tipificando un deplorable delito que es castigado ejemplarmente por el código penal para estas practicas irregulares que son acciones delictivas y prohibidas constitucionalmente.

Es verdaderamente vergonzoso y evidente, como estos insólitos pájaros y singulares topos, son subordinados y contratados por los ansiosos de poder, pretendiendo intervenir en las conversaciones telefónicas privadas, sin ordenes judiciales, ni policíacas, ni expedida por autoridad civil o militar alguna, especializada y dedicada a este tipo de averiguaciones y sistemas de intervenciones telefónicas y filmaciones que si utilizan por sus efectos positivos, contra la creciente ola de delincuencia organizada que se pretende apoderar de nuestras tranquilas costumbres.

En esta ocasión el afectado por estas practicas ilegales, ha sido el propio Gobernador del Magdalena. Desde luego todos advertimos que esta chuzada telefónica efectuada por los extraños pájaros e insólitos topos, se realizan en plenas épocas electorales en donde la imaginación es indiscutible, ambicionando ganar más adeptos y audiencia atropellando sin respeto alguno, la privacidad por demás inviolable que nos corresponde como ciudadanos. Sin embargo, en el caso del Gobernador especialmente y tratándose de un personaje tan destacado de la Administración Publica, Telesantamarta como, única responsable de la prestación del servicio telefónico en nuestra ciudad, tienen la obligación de dar unas explicaciones serias  al respecto de estas chuzadas.

Por ello, sostengo que se deben iniciar serias investigaciones ante los responsables de la prestación del servicio telefónico. Solo ellos son quienes saben cual es la línea, entre millones, la que le corresponde a la casa del Gobernador.  Los extraños pájaros e insólitos topos que se cuelgan de los alambres y registros telefónicos de nuestra ciudad y que son manejados a control remoto, por autores intelectuales ansiosos de poder que mediante estos ilegales espionajes, pretenden cambiar las tradicionales costumbres ciudadanas y proselitistas, únicamente en estos tiempos electorales y de política. Estas delincuenciales practicas de espionaje telefónico colgando de los alambres y registros, a extraños pájaros y raros topos en la casa del gobernador, para chuzarle el teléfono y pretender tumbarlo o derrotarlo, con una u otra conversación grabada, muy seguramente son los objetivos de los ansiosos de poder.

Sin embargo, considero igualmente grave utilizar las grabaciones y que obtienen mediante un delictivo sistema de espionaje y armar semejante algarabía, tirando las piedras y escondiendo sus manos, de manera mal intencionada para intimidar ante el pueblo, la conducta civil, administrativa, social y moral del Gobernador del Magdalena y la de quienes conversan  con su teléfono de manera privada, los distintos temas del momento político que se vive tradicionalmente en los debates electorales, para dividirnos aun mas y aprovechar sin pasión alguna, revolver los odios y retrotraer los peligrosos estilos populistas del ayer, plenos de desprecios, de aborrecimientos y antipatías, como también de innegables resentimientos y  tirrias, que hicieron parte fundamental, de las aberrantes y desusadas practicas populistas del pasado.

Los medios de comunicación radial y escrita, no se pueden convertir en simples comerciantes, de los ansiosos del poder, a los que solo les interesa una gran noticia para incrementar sus audiencias, sin importarles lo que dicen. De este modo confunden el derecho a la información y la libre expresión, con la defensa de sus intereses meramente económicos y en transmisiones de ideologías ampliamente desorientadas y erradas, sin que les importe preservar la moral publica, el orden social y los derechos de terceros. Poco acostumbrados estamos a estos espionajes en nuestros tradicionales estilos de competencia leal. Y más grave aun es caerle como chulos o gallinazos a la noticia y al sensacionalismo que produce el delictivo espionaje telefónico que se ha practicado en los teléfonos del primer mandatario y con fines políticos exclusivamente y que repercute de manera negativa y violenta ante la población, pues es una noticia que parecería ser mas, una supuesta intimidación comercial y material de unos productos muy alejados de las ideas y del manejo que ellas requieren y que si exigen otras con gran responsabilidad.

Los medios no pueden ser cómplices, ni participes de estas fechorías delictivas en las comunicaciones. El detrimento es inevitable y el desmedro mal intencionado que se efectúa contra la dignidad y el comportamiento privado de nuestros ciudadanos, es evidente e inusual, con estas supuestas intimidaciones. Por lo que presumo, que es un complot, orquestado por unos cuantos inconformes de las gestiones administrativas y políticas llevadas a cabo por el Gobernador, que si bien es cierto las escuchamos en un medio radial de la ciudad, también es muy cierto que hacen parte de las decisiones que expresamos y tomamos todos los días de manera común, en nuestra vida privada y no en la publica. En los anteriores gobiernos, no se había visto algo a sí, porque al final de cuentas nunca hemos acudido a procedimientos ilegales y expiatorios para derrotar electoralmente en las urnas a nuestros contradictores o adversarios.

El primer mandatario del departamento en ninguna época, había sido sometido a espionaje alguno y en ningún instante de este tipo en especial. Por lo que observamos en todos estos años de la administración del Gobernador Juan Carlos Vives Menotti, podemos presumir, pese a determinadas criticas generadas durante el proceso de intervención económica del Gobierno Nacional al Departamento del Magdalena; que el Gobernador siempre se ha caracterizado por ser una persona honesta y honorable, buen administrador y no ha usado las caretas del "Yo no fui", que si han usado muchos gobernantes y dirigentes frente a la administración del Departamento del Magdalena.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
SANTA MARTA, SEPTIEMBRE 24 DEL AÑO 2000