EL DELITO NO SOLO HABITA EN LAS CLASES MÁS  NECESITADAS

POR : RAMON PALACIO BETTER

La pobreza es un famoso caldo de cultivo para la criminalidad en sentido general. Sin embargo no podemos asegurar nunca, ni aseverar que  la causa de los delitos sea atribuible únicamente a la pobreza. Pienso que echarle la culpa a  los pobres es inmoral. Hay muchos pobres que mantienen sus valores y son honestos. Y desde luego son la mayoría. Generalmente el discurso que siempre escuchamos le atribuye injustamente y siempre la criminalidad existente en nuestras regiones, a la capa social y económica más desprotegida.

Las personas que están mucho tiempo desempleado están más proclives o inclinadas a las cosas malas, frente al avance e impunidad de las organizaciones criminales para ponerlas a su servicio. Claro que en estos momentos tan delicados que viven nuestras regiones por la falta de trabajo y desde luego de plata; no solo hay mas gente que se dedica a la delincuencia, sino que existe un sinnúmero de organizaciones criminales muy bien preparadas y que alistan en sus filas a gente que están actualmente en condiciones de suma necesidad.

Las continuas olas delincuenciales nos demuestran una palpable ineficacia del sistema de seguridad para evitar el crecimiento del delito; muy a pesar de las indudables acciones y enormes esfuerzos positivos de nuestras autoridades, civiles y en especial las militares y policiacas. Y, a esto hay que agregarle o sumarle el incremento en él trafico de drogas que siempre le agrega a sus negocios unos efectos plenos de violencia. Definitivamente creo, que los niveles del delito no son privativos de las clases mas desfavorecidas.

En nuestro país existe por todas partes el monstruo de la corrupción, especialmente en las instituciones del Estado, también en las entidades financieras, se encuentran a diario irregulares acciones, especialmente de favorecimiento y tráficos de influencias, en el otorgamiento de créditos, prestamos, sobregiros, demostrando públicamente que no existe en manera alguna, el derecho de igualdad. Algunos especialistas europeos y también americanos, opinan y hasta aseguran que los nuevos ladrones podrían estar allí y se formarían peligrosamente, en los novedosos techos y pisos de la arquitectura e ingeniería económica y financiera, existente y que imponen estos nuevos sistemas operativos.

Evidentemente hay algunos funcionarios de gobierno, no todos desde luego, que manejan las finanzas y los dineros del erario publico a su total antojo, de tal manera y con tal especial cuidado, que jamas se logran obtener por parte de los demandantes, los dineros embargados. Parecería ser, que diseñaran y construyeran momentáneamente un desarmable segundo piso inembargable y mancomunado, que permite ejercer la novedosa arquitectura e ingeniería financiera de una entidad en el limbo, y en donde a los dineros públicos no llegan nunca los efectos y consecuencias de las comunicaciones de los demandantes.

Decididamente, creo que, en estos temas hay que tener mucho cuidado, porque de ser cierto estas operaciones financieras, el monstruo de la corrupción, las evasiones, omisiones, las mafias y todos estos novedosos sistemas delincuenciales estarían organizados en un alto grado de categorías y mucho más que otros. Desde luego, que a mi manera de ver estos asuntos, la inseguridad existente, no es un fenómeno del capitalismo. En Colombia estamos sufriendo los efectos latentes y evidentes de un enorme colapso económico; aun cuando los desacertados economistas y financistas, que siempre nos han mentido en estos temas, consideren lo contrario; personalmente no creo ni en las aproximaciones que nos hacen todos los días, puesto que cada vez estamos peor.

El actual gobierno ha replanteado una reorganización económica, pretendiendo desaparecer la inflación y acudiendo a la ayuda extranjera: A pesar de todo, la desocupación y el desempleo han sido los índices mas altos en las ultimas décadas. El nivel de desocupación es altísimo, claro que no le vamos a echar las culpas al actual gobierno; sencillamente en el anterior se nos mintió la realidad, estaba encubierto, sobre todo en el sector publico, producto de las privatizaciones y la falta de una política social coherente. No se puede sostener, que por el relativo capitalismo entre unos cuantos, se produce la pobreza y que de la pobreza se pasa a la criminalidad.

Los delitos que se cometen en nuestro país, son producto de las falencias que existen en el sistema de seguridad, que es por la cual se cometen los delitos. En Colombia, la persona que por sus valores se ve tentada a delinquir, tiene como dato; que la probabilidad de que se le capture y condene es lamentablemente muy baja, y por lo tanto se genera una sensación de impunidad que solo favorece al crimen. Por estas razones considero que la situación de la inseguridad en nuestras regiones, no es inherente al sistema económico.

Estados Unidos cuna del capitalismo, tiene niveles de pobreza y desempleo muy bajos; de lo que deduzco, que no podemos sostener que el capitalismo genera pobreza. Lo que pasa es que hay sistemas capitalistas mejor organizados que otros. En cuanto a la pobreza es posible resolverla si hacemos que la economía sea más generadora de empleos. Por eso se hace necesaria la reforma laboral, de llevarse a cabo, habrá mas movilidad de la mano de obra y aumentara el empleo. El problema es volver a crecer. Y para crecer no hay que subir impuestos sino bajarlos.

No debe haber evasión impositiva y quien tiene que pagar, es, el que más tiene. De este modo lograremos que el Estado tenga mas recursos, pero estos deben ser administrados en forma eficiente, de manera que el gasto social se le aplique y entregue a la gente mas necesitada. Cobrándole mas a los ricos y dando mas asistencia social a los más pobres, lograríamos una Nación más igualitaria en todos los sentidos y especialmente, en la distribución de los ingresos.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
19 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 2000