DEDICACION PERSONAL E INMEDIATA A LOS POBRES

POR : RAMON PALACIO BETTER

 

Las practicas ideológicas que hemos sostenido por años han sido la única forma existente hasta hoy, de participación social demostrable; las innumerables propuestas integrales de conjunto de uno y otro lado con miras a dar soluciones a tantos problemas existentes en nuestro país, con el objeto de transformar la realidad  nacional, de acuerdo con los moldes ideológicos propuestos para un nuevo modelo de Estado idealista, han sido bien conocido por todos, y sus efectos también han sido negativos.

 

Nos hemos caracterizado por un alto grado de confrontación entre nosotros, la corrupción ha sido innegable y el avasallamiento de los derechos humanos, ni de que hablar. No se puede sin embargo transformar todas nuestras realidades de la noche a la mañana, ni tampoco desde el vértice del poder. Por casualidad las sociedades mas solidarias son aquellas que no han tenido un Estado intervencionista que valoraron desde un comienzo las iniciativas privadas.

 

Desde ya, el Estado debe brindar las condiciones para que estas iniciativas privadas fluyan en beneficio de nuestras comunidades, fundamentalmente mediante el combate contra la corrupción, lo cual implica transparencia administrativa, justicia proba, leyes simples y especialmente claras y desde luego la implementacion de las posibilidades de control ciudadano. Ojalá que todo esto, significara menos impuestos, mayor seguridad jurídica y, por tanto mas inversiones sociales y mas trabajo para todos.

 

Evidentemente, que no existe ningún sistema que nos permita asegurar que no habrá mas pobres. Cuando hoy se habla de la pobreza, generalmente escuchamos muchas veces alusiones al Fondo Monetario Internacional, al imperialismo y al modelo económico globalizado existente. Parecería ser, que debiéramos gritar por las calles y carreras de Colombia, " Patria mía, dame un presidente como Alan García", cuando en su momento, el expresidente peruano suspendió en su país el pago de la deuda externa. Sin embargo poco después, Alan García abandono el gobierno y también su país en medio de graves acusaciones de corrupción y desprestigio, producto de innegables episodios y acontecimientos que malograron la transparencia y pulcritud administrativa de su gobierno.

 

La dedicación personal e inmediata a los pobres de Colombia es mucho mas ardua y urgente, que el combate a un enemigo ideal o real. Moralmente nos sentiremos mejorados como personas y como sociedad, si lográramos una atención inmediata, pues estoy convencido que resultaría muy efectivo, y además no hay lugar alguno, de resultar cierto estos entusiasmos, para los intermediarios y corruptos, que siempre han impedido a todo costo los convenientes equilibrios sociales y económicos, entre nuestros ciudadanos.

 

Por cierto, en nuestros pueblos y provincias siempre hay quienes se dedican a las practicas proselitistas y siempre terminan hablando como populistas y no de los pobres;  me pregunto ¿ Y quién entonces atenderá a los pobres y olvidados marginados de nuestros pueblos y provincias, que deambulan en las periferias y por todas partes, inermes y acobardados, por tan penosas y agobiantes situaciones, de impotencia económica y social?.

 

Ciertamente que la Madre Teresa de Calcuta, nunca hablo de sistemas políticos, pero si de consolidados ejemplos de solidaridad organizada, horizontal y directa, que evidentemente se dispersaran o difundieran por todas partes de nuestros pueblos latinos, de seguro que estaríamos mucho mejor. Desde este punto de vista los proyectos populistas, no nos quitaran a los pobres de nuestra vista; ellos siguen siendo nuestra mas sentida responsabilidad personal.  Así debe ser siempre y de lograrlo, estaremos transformando de una ves por todas el verdadero valor de lo privado.

 

Los pobres aumentan cada ves mas y mas, es innegable, parecería ser que nuestros sistemas fueran unas fabricas de pobres. Y debemos cambiarlos de inmediato, esto es una dura realidad, quizás el mayor de los males que impera en nuestros suelos Americanos y Latinos especialmente. La tendencia a pensar que todas las soluciones las debe tener el Estado o el Gobierno, es un error, pues eliminan la solidaridad individual y las responsabilidades personales de nuestras gentes al interior de nuestras sociedades.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

SANTA MARTA, 28 DE ENERO DEL AÑO 2001.