[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Martínez Oil Company, 1906-1910.

From: María Teresa Ripoll de Lemaitre.
Date: 05 Aug 2005
Time: 11:59:51
Remote Name: 65.218.145.184

Comments

Una de las obsesiones irreductibles en la vida de Diego Martínez Camargo fue vivir lo suficiente para ver saltar el chorro de petróleo de uno de los tantos sitios que abarcaron sus estudios geológicos. Desde muy joven la búsqueda de yacimientos petroleros se convirtió en un tema recurrente en su vida; su interés por la explotación petrolera había nacido en él, según su propia confesión, cuando en 1886 llegó a Lorica Jorge Isaacs, después de un largo recorrido por la Costa en busca de minas de carbón:// ..Alguien le debió hablar del Volcán de San Sebastián, a dos millas de Lorica, y él le hizo limpiar el cráter y se encontró petróleo en la superficie. En las veladas de familia dejó el contagio petrolífero y desde entonces nos acostumbramos a hablar de petróleo.(45)// En su recorrido por la Costa Jorge Isaacs había descubierto algunos brotes en la región de Urabá; para la misma época Manuel Palacio, en la región de Tubará, cerca de Barranquilla, había explotado brotes superficiales de petróleo, llegando a producir con grandes esfuerzos 50 barriles diarios, pero la falta de apoyo financiero le había impedido perseverar en su empresa.(46)// Este entusiasmo era compartido por otros pioneros de la industria en la región sinuana, como fueron el general Francisco Burgos Rubio, y Prisciliano Cabrales. Diego J. y sus paisanos del Sinú se interesaron desde entonces por aumentar sus conocimientos sobre el tema;(47)// Diego J. escribió algunos artículos en la prensa que nos dan cuenta de su temprano interés sobre lo que había sido la historia de éste recurso explotado desde mediados del siglo XIX por los Estados Unidos, Inglaterra y Rusia.// (48) En 1894 se había reunido con el general Burgos en Nueva York, y habían explorado sin éxito la posibilidad de conseguir capital norteamericano o británico que les permitiera un mayor estudio geológico de la región. En 1899 el general Burgos había logrado interesar a una compañía inglesa representada por el geólogo William Farkhuar, quien contrató con la administración Caro la explotación de petróleo en el departamento de Bolívar.// Farkhuar fue una positiva influencia que reforzó el optimismo de los sinuanos: La intimidad con él y su extensa biblioteca nos descubrieron los misterios de esta industria, diría de su amistad Diego J. unos años más tarde. Farkhuar hizo algunos experimentos en terrenos cerca de Cartagena y en el Sinu antes de que la guerra civil de finales de siglo le obligara a suspenderlos.// En 1905 don Diego viajó a los Estados Unidos, formando parte de varias expediciones geológicas, con el objeto de acumular una mayor experiencia y conocimientos sobre ésta industria. Recorrió los campos petrolíferos de Port Arthur y Beaumont, en Texas; de Jennings, en Louisiana; Etna, en Pennsilvania; Coropolis y Beaver Fall, en Ohio; La Brea Lake, en Trinidad://La historia no recuerda acontecimiento que haya traído tanto movimiento industrial y comercial, tan febril actividad y mayor desarrollo instantáneo de un país, como la explotación de los terrenos que contenían petróleo en el oeste del Estado de Pennsilvania y en Nueva York...// afirmaba para esa época don Diego, (49) admirado por el desarrollo que se había producido alrededor de los "oil-towns" que fueron surgiendo en los Estados Unidos con los hallazgos de yacimientos petroleros. En 1901, cerca a Beaumont,(Texas), el más gigantesco yacimiento petrolero llamado Spindletop había sido descubierto, anunciado por un poderoso chorro de petróleo nunca visto; un año más tarde mas de 1.500 compañías petroleras habían sido registradas en esa localidad, entre otras la Texas Oil Co. y la Gulf Oil Co.// (50) Para 1904 la Standard Oil de Nueva Jersey estaba entonces cercana de controlar el 85 por ciento de la producción de derivados domésticos del petróleo en los Estados Unidos, y el 90 por ciento de sus exportaciones. Su éxito había estimulado la búsqueda de petróleo en distintas partes de los Estados Unidos y mas tarde en el exterior, especialmente en Rumania, la Rusa zarista, el medio oriente y Latinoamérica.51 En 1906, Diego J. logró interesar a un grupo de capitalistas de Beaumont, Texas, y en su compañía crearon la Martínez Oil Company, con oficinas en Beaumont, y con el objeto de perforar en la región próxima a Turbaco, conocida como Los Volcancitos, zona que había sido estudiada un siglo antes por Humboldt, y por el británico Farkhuar durante los años de la guerra civil del cambio de siglo. En 1906 el informe rendido sobre la zona por el ingeniero norteamericano William H. Gray había sido alentador; con excesivo entusiasmo afirmaba sobre los campos de Turbaco:// No hay duda de que hay allí aceite en abundancia y gas natural y su valor actual solo podría determinarse por taladros que se hicieran para sacar los ocultos tesoros.. Si quisiera buscar un parecido con éste campo diría que es igual al campo de aceite de Humble, Texas, por apariencia topográfica, y por sus indicaciones superficiales...Considero el campo de Turbaco un campo de aceite y sin duda de gran magnitud. No parece sino que uno podría poner en la boca de esos surtideros una tubería y sin la ayuda de maquinaria producir un gusher...Y su opinión sobre el campo de San Sebastián, en el bajo Sinú: Este lugar recuerda el campo petrolero de Sour Lake, Texas, un valle entre colinas. Encontré un gran pozo en el cual había dos o más pies de agua en la superficie y a través de la cual el gas fluía a una rata terrífica. No recuerdo haber visto en otra parte un escape tan grande de gas superficial. En este pozo había depositada cerca de media pulgada de aceite y todo el terreno alrededor estaba saturado de él.// Hay también en la vecindad muchos lugares que estan empapados en aceite...// (52) La Martínez Oil perforó sin encontrar petróleo en los terrenos adquiridos por Diego Martínez & Co. en el Municipio de Turbaco, en parte porque la maquinaria utilizada no alcanzaba a taladrar a la profundidad deseada pues al parecer no era la más indicada.// (53) Este contrato llegó a su fin en octubre de 1910,// (54) según explicaría Diego J., debido principalmente al hecho fortuito del asesinato en Cartagena del Vice-Cónsul americano MacMaster, noticia que explotaron malamente los periódicos del sur de los Estados Unidos, lo que retrajo a los accionistas americanos a cumplir con sus compromisos.55 Era evidente que no todos los geólogos extranjeros eran garantía de estudios precisos.// Estas primeras exploraciones en Turbaco, en las cercanías de Cartagena, crearon inmensas expectativas entre los cartageneros de entonces, muy poco familiarizados con los beneficios de la industria petrolera..// Ante el fracaso inicial, las sumas de dinero invertidas por Diego Martínez & Co., y el desconocimiento general sobre el tema, los cartageneros comenzaron a mirar con sorna e incredulidad a éste hombrecillo, de 1.62 de estatura, llegado de provincia, que se llamaba a sí mismo petrolero y que se gastaba su fortuna y la de su familia en una búsqueda que hasta el momento había probado ser inútil. Muchos le tildaban de loco; de esa época es la anécdota recogida por la tradición oral según la cual Diego J., ofendido por la burla de que era objeto por alguno de éstos cartageneros, se dirigió a su oficina, y sin pronunciar palabra arrojó al vestido blanco del ofensor el contenido de un frasco de aceite producto de sus excavaciones en Turbaco.// Una mirada más íntima de la personalidad de Diego J. nos revela a un padre amantísimo, consejero frecuente de sus hijos, a quienes educó en Estados Unidos, y para quien la familia era su más preciado tesoro. Hombre muy religioso, era lector asiduo de la Biblia, cuyos profetas cita con frecuencia en sus escritos, y devoto de la Virgen de la Candelaria, patrona de Cartagena, en cuyo honor escribió un himno; el Arzobispo Pedro Adán Brioschi en agradecimiento concedió en esa ocasión cien días de indulgencia a los fieles devotos que lo cantaran. En el ocaso de su vida Diego padeció prolongadas depresiones que le hacían permanecer encerrado en su habitación, echado en la hamaca, durante meses, estados de postración que fueron descritos por la familia como "la Camargada", por considerarlos herencia de la familia materna.// En octubre de 1910 Diego Martínez & Co. convino en que fuera la Cartagena Oil Refining Co., que se encontraba ya en funcionamiento, quien continuara con los trabajos de explotación y sondeo de yacimientos en los terrenos próximos a Turbaco, con la condición de que en caso de encontrar petróleo, y que éste produjera por espacio de cuatro meses consecutivos, tanto los terrenos como las maquinarías alli invertidas pasarían a ser propiedad de la refinería, y en caso contrario la propiedad de los terrenos retornarían a la sociedad Diego Martínez & Co., como efectivamente sucedió. La búsqueda de petróleo estaba motivada por el deseo de poder auto abastecerse en el funcionamiento de la refinería de Cartagena, que debía importar petróleo crudo desde los Estados Unidos; Diego J. había juzgado con acierto que la búsqueda y explotación de los yacimientos debía estar acompañada por la refinación del petróleo, para un mayor aprovechamiento de las utilidades de esta industria.// ~Fuentes: (45) "Cuestión Petróleo", exposición que el Dr. Diego Martínez C. hizo sobre la industria del petróleo a la comisión de hidrocarburos del H. Senado de la República y el Ministerio de Industrias en Noviembre de 1927. Archivo de Diego Martínez C.// (46) René de la Pedraja Tomán, Historia de la energía en Colombia 1537-1930, El Ancora, Bogotá, 1985.p 173.//(47) José F. Isaza y Luis E. Salcedo, Sucedió en la Costa Atlántica, El Ancora, Bogotá, 1991. pp.94-140.// (48) El primer artículo extenso sobre la historia del petróleo escrito por don Diego lo encontré en el periódico bogotano El Correo Nacional, 3 de Julio de 1908, en donde en forma clara y concisa expone el estado en que se encuentra la explotación petrolera en países como Estados Unidos y Rusia, incluyendo tablas estadísticas acerca de la producción en algunos Estados de la Unión. (49) El Correo Nacional, 3 de julio de 1908.// (50) Paul Johnson, A History of the American People, Harper Perennial, N.Y., 1998. p. 603.// (51) Paul Johnson, op. cit.// (52) El Correo Nacional, op. cit. En el mismo artículo se nos informa acerca de las estadísticas de producción en Texas en el año de 1905, incluyendo datos y comparaciones con los campos de Turbaco y de San Sebastian: La producción de Humble District ese año había sido de 18.066,428 barriles, la mayor de los sitios mencionados, y la de Sour Lake había sido de 3.369,012; la producción total de Texas en 1905 había sido de 30.404,951 de barriles.// (53) La primera exploración fue hecha en 1906 a corta distancia de los volcanes de lodo que existen en este lugar situados a una altura de 600 pies sobre el nivel del mar. Estos trabajos se hicieron con una "Keystone Driller Machine", y apenas alcanzaron 360 pies de profundidad. Ante la ineficacia de la perforadora la empresa importó una nueva máquina, del sistema "Rotary Park Machine" que alcanzó una profundidad de 560 pies, obteniendo la presencia de gas natural: El Porvenir, Mayo 24 de 1912.// (54) Martínez Oil Co., protocolo # 636 de octubre 18 de 1910.A.H.C.//(55) "Cuestión Petróleo", op. cit.// ~Apartes del Estudio: "LA ACTIVIDAD EMPRESARIAL DE DIEGO MARTINEZ CAMARGO, 1890-1937", elaborado por: María Teresa Ripoll de Lemaitre-N° 2 Septiembre, 1999. Tomado del Website: <http://www.banrep.gov.co/docum/Pdf-econom-region/Cuadernos/CHEE02-Martinez.pdf>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]