[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Formación'Las Pérdices',Tubará.

From: INGEOMINAS & LEXICO ESTRATIGRAFICO J. DE PORTA
Date: 05 Aug 2005
Time: 10:23:59
Remote Name: 69.89.38.121

Comments

LAS PERDICES (Formación ...; Grupo ...; ... Shale) .................................Mioceno// (Burdigaliano? Langhiano?)// (Costa Caribe, Depto. del Atlántico).// Autor : F.M. ANDERSON, 1929.// Referencia original: ANDERSON (F.M.), 1929. – Miocene and related deposits of North Colombia, Proc. Cal. Ac. Sc., 4ª ser., vol. 18, nº 4, pp. 89-91 (Las Perdices Group), Berkeley.// Otras formas de emplear el término. – Las Perdices Shale (SCHUCHERT, 1935, p. 657); Formación Las Perdices (BÜRGL, 1957d).// Descripción. – En la descripción de los depósitos marinos del N de Colombia ANDERSON (1927b, p. 88) señaló la presencia de shales arcillosas y shales arenosas con capas de chert y algunas areniscas que se encuentran junto a Las Perdices, unas 15 millas al W de Barranquilla. Estas capas están situadas debajo del Horizonte "M" y se caracterizan por la presencia de Radiolarios, Foraminíferos y Moluscos. No es hasta dos años más tarde cuando ANDERSON (1929, pp. 89-91) propuso formalmente para estos sedimentos el nombre de Grupo Las Perdices. El espesor de esta unidad en la sección tipo es de unos 400 pies, pero según ANDERSON (1929) puede alcanzar un espesor de 1000 pies hacia el W de Usiacurí. En esta localidad en la parte superior de esta unidad se localizan las fuentes sulfurosas (ANDERSON, 1929). Posteriormente BÜRGL (1957d) y VAN DER HAMMEN (1958) indican la presencia de bancos de areniscas calcáreas con Lamelibranquios dentro de esta unidad. Ambos autores dan a Las Perdices el rango de Formación.// Relaciones estratigráficas. – En la primera sucesión litoestratigráfica del terciaro del N de Colombia publicada por ANDERSON (1926, 1927b) figura el Grupo Tubará descansando sobre el Grupo San Juan. La introducción de Las Perdices debajo del Grupo Tubará plantea el problema de conocer en cual de las unidades anteriores estaba englobada esta unidad. ANDERSON no aclara en ninguna de sus publicaciones este punto, pues se limita a señalar que los límites del Grupo Tubará no estaban bien definidos refiriéndose a la publicación de 1928.// Según ANDERSON (1929) la Formación Las Perdices se apoya sobre la « Pozo Series » e infrayaee al Grupo Tubará. ANDERSON no señaló nada acerca del contacto inferior de esta unidad, pero en cambio si mencionó la preseneia de una discordancia en el contacto con el Grupo Tubará. Sin embargo para BÜRGL et al. (1955, pl. 3) este contacto superior es muy neto y completamente normal en el área de Arroyo Sapo. Posteriormente BÜRGL (1961 fig. 40) seguido por ZIMMERLE (1968) colocan el límite inferior de la Formación Las Perdices en contacto discordante con la Formación El Doce que por su posición estratigráfica debe ser equivalente a una parte de la « Pozo Series » de ANDERSON. En el límite superior con el Grupo Tubará colocan otra discordancia. De esta manera la Formación Las Perdices quadaría limitada por dos discordancias.// Paleontología. – De las capas de shales, ANDERSON (1929, p. 88) citó la siguiente fauna determinada por DALLAS HANNA: Coscinodiscus, Stylodictya, Histiastrum, Stylosphaera, Eucyrtidium, Globigerina, Orbulina, Lagena, Truncatulina, Cassidulina, Nodesaria, Anomalina, Frondicularia, Plectofrondicularia, Bolivina, y espículas de esponjas. Del W de Puerto Colombia ANDERSON (1929, p. 90) ha citado la siguiente fauna: Cancellaria sp., Mitra mauryae Anderson, Scobinella morierei (?) (Laville), Polinices prolactea Anderson, Psammobia (Gari?), Turris albida (Perry), Cassis (Phalium) dalli Anderson, Drillia eupora Dall, Dentalium granadanum Anderson y Cyathomorpha sp. ROYO y GÓMEZ (1942, pp. 482-483) de la localidad de Tucurinca (Depto del Magdalena) determinó la siguiente fauna que coloca en la base de la Formación Las Perdices: Nodosaria raphanistrum (Linné) var. caribbeana Hedberg, Nodosaria sp., Plectofrondicularia cf. californica Cushman & Stew, P. vaughani Cushman, Nodosarella verneuili (d’Orbigny), Gyroidina soldanii (d’Orbigny), G. cf. girardana (Reuss), Eponides crebbsi Hedberg, Epistomina elegans (d’Orbigny), Globigerina venezolana Hedberg. De la sección de Arroyo Saco BÜRGL et al. (1955) determinaron los siguientes foraminíferos: Rhezammina indivisa Brady, Haplophragmoides carinatus Cushman & Renz, H. obliquicameratus Marks, H. renzi Asano, Recurvoides contortus Earland, Valvulina flezilis Cushman & Renz, Goesella miocenica Cushman, Martinotiella nodulosa (Cushman), Schenkiella pallida (Cushman), Liebusella pozonenais crassa Cushman & Renz, Quinqueloculina sp., Lenticulina calcar (Linné). L. cf. cultrata Montfort, Dentalina mucronata Neugenboren, D. sp. indet., Nodosaria raphanistrum caribbeana Hedberg, Lagena cf. marginata (Walker & Boys), Glandulina laevigata d’Orbigny, G. laevigata ovata (d’Orbigny), Nonion sp. indet., Bulimina striata mexicana Cushman, Globobulimina pyrala perversa Cushman, Entosolenia aff. badjonegoroensis Boomgaart, Virgulina bramlettei Galloway & Morrey, Bolivina marginata adelaidana Cushman & Kleinpell, Uvigerina hispido-costata Cushman & Tood, U. rustica Cushman & Edwards, Gyroidina girardana perampla Cushman & Stainforth, G. soldanii d’Orbigny, Sphaeroidina bulloides chilostomata Galloway & Morrey, Globigerina bulloides d’Orbigny, G. conglomerata Schwager, G. dutertrei D’Orbigny, G. venezuelana Hedberg, Globigerinoides aff. conglobata (Brady), G. triloba (Reuss), Orbulina suturalis Bronnimann, O. universa d’Orbigny, Anomalia umbilicatula Heron-Allen & Earland, Planulina dohertyi (Galloway & Morrey), Cibicides yaguatensis Bermúdez, y restos de equínidos.// Discusión de la edad y extensión geagráfica. – ANDERSON (1929) dió a la Formación Las Perdices una edad del Mioceno Inferior. RENZ (1942) dió a esta unidad una del Oligoceno Superior-Mioceno. Basándose en la fauna de Foraminíferos que contiene la Formación Las Perdices BÜRGL et al. (1955) le asignan una edad Del Mioceno inferior. Las complicaciones han surgido al extender esta unidad por todo el terciario de la costa N de Colombia y pretender establecer una nomenclatura litoestratigráfica única para una extensión tan considerable y con tantas variaciones de facies. También han contribuído a esta situación las correlaciones erróneas que se han aplicado. Así ZIMMERLE (1968) siguiendo a BÜRGL da a la Formación Las Perdices una edad del Mioceno Inferior. El problema se presenta al no quedar claro si ZIMMERLE aplica las edades seguidas por BÜRGL (1961a) o por BÜRGL (1955), a pesar de que en el texto cita las dos publicaciones. Si bien la edad dada por BÜRGL, en ambas publicaciones es la misma es decir Mioceno Inferior, el sentido de este Mioceno inferior es muy diferente en una y otra publicación. En efecto, BÜRGL (1961a, tabla III) da a las Zonas de Siphogenerina basispinata y Sigmoilina tenuis, una edad del Oligoceno Superior y las Zonas de Buliminas carmenensis y Uvigerinia subperegrina corresponderían al Mioceno Inferior. En la misma publicación BÜRGL (1961a, fig. 40) sitúa la Formación El Doce en la parte superior del Oligoceno y la Formación Las Perdices en la base del Mioceno. En estas condiciones estas unidades deben correlacionarse con las respectivas zonas bioestratigráficas. Posteriormente BÜRGL (1965, tabla I) da a las Zonas de S. basispinata y S. tenius una edad del Aquitaniano-Burdigaliano y a las Zonas de B. carmenensis y U. subperegrina una edad del Helveciano-Tortoniano. Es lógico que si las anteriores correlaciones eran correctas las Formaciones El Doce y Las Perdices tendrían que corresponder a estas nuevas edades. Si ZIMMERLE aplica las edades de BÜRGL (1961a) parece no darse cuenta o no aceptar los desplazamientos en las edades efectuados por BÜRGL en 1965. Si por el contrario aplica las edades de acuerdo con BÜRGL (1965) se evidenciaría lo erróneo de las correlaciones estableciclas anteriormente por BÜRGL (1961a). Todas estas variaiones están representadas en el cuadro X.// CUADRO X.// Teniendo en cuenta los datos paleontológicos se llega a la conclusión de que la Formación Las Perdices tiene en su parte inferior (en la sección de Arroyo Saco) una edad del Mioceno Medio por la presencia de Orbulina universa y O. suturalis. La base del Mioceno Medio se situaría dentro de la Subzona de Guttulina caudriae de acuerdo con la correlación con las zonas de BÜRGL, las edades establecidas por BLOW (1969). Si la Formación El Doce tuviese una edad del Mioceno Inferior teniendo en cuenta: los desplazamientos introducidos por BÜRGL (1965) en los que el antiguo Oligoceno Medio pasa a ser Aquitaniano, aún resultaria que la Formación EL Doce y Las Perdices serían algo concurrentes. Por último los datos palinológicos de GERMERAAD, HOPPING Y MULLER (1968. fig, 13) indican que por debajo de la Formación Las Perdices se sitúa la base de la Zona de Pachydermites diederixi que según la correlación con las zonas de foraminíferos se situaría dentro de la Zona de Globorotalia menardii la cual según las edades de BÜRGL correspondería al Mioceno Superior.// Como se ve parece que no existe concordancia entre los datos aportados por los foraminíferos y los datos palinológicos.// En este sentido debemos añadir que la fauna de Ostrácodos descrita del Grupo Tubará en su sección tipo indica una edad del Mioceno Superior según VAN DEN BOLD (1966). También según los datos palinológicos el Grupo Tubará (véase) corta la línea del tiempo. Lo único que parece seguro es que en su mayor parte la Formación Las Perdices no puede tener una edad más antigua del Mioceno Medio. Sin duda la causa principal de todas estas contradicciones e incongruencias de datos se debe a la falta de una definición clara de la Formación Las Perdices y especialmente de su límite inferior. En estas condiciones es aconsejable abandonar este término a menos de que se redefina esta unidad en su área tipo.// Correlaciones estratigráficas. – De lo que antecede es fácil deducir que valor pueden tener las correlaciones de la Formación Las Perdices con otras unidades. Unicamente señalaremos que según BÜRGL et al. (1955), la Formación Las Perdices se correlacionaría con la Formación Gallinazos de RAASVELDT.// (J. DE PORTA).// Bibliografía. – ANDERSON (F.M.), 1926, 1927, 1928, 1929; BLOW (W.H.), 1969; BOLLI (H.), 1966; BÜRGL (H.), 1957d, 1961a, 1965; BÜRGL (H.) et al., 1955; GERMERAAD (C.A.) et al, 1968; RENZ (H.H.), 1942; ROYO y GÓMEZ (J.), 1942; SCHUCHERT (Ch.), 1935; VAN DEN BOLD (W.A.), 1966; VAN DER HAMMEN (Th.), 1958; ZIMMERLE (W.), 1968.// ~Tomado del Website: <http://www.ingeominas.gov.co/web/estandares/lexico/LEXICO%20J.%20DE%20PORTA/TEXTO/framecarr.html>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]