[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

¿De dónde venimos?.

From: Revista Dominical-El Heraldo.
Date: 15 Jun 2005
Time: 08:46:31
Remote Name: 69.89.38.65

Comments

Los Mocaná, primitivos habitantes del departamento del Atlántico, revelan la esencia de los atlanticenses: hombres fuertes, trabajadores y creativos.// Cuando los españoles, al mando de Pedro De Heredia llegaron a Tubará, el pueblo más grande junto con Cipacua, de lo que hoy es el Departamento del Atlántico, encontraron a los tubareños gobernados por Morotoava, único cacique que ofreció resistencia a la invasión española, al respecto dice el cronista Fray Pedro Simón: «Y fueron a dar a una gran ciudad llamada Tubará, gente rica, valiente y robusta como se echó de ver en la resistencia que hicieron a los nuestros, defendiendo a su pueblo con tan valentía y bríos».// Los Mocaná construyeron sus poblados a la orilla de los ríos, ciénagas, mar o grupos de colinas. Tubará es un ejemplo de pueblo que se estableció entre grupos de colinas. A la llegada de los españoles, al territorio, que ellos llamaron Partido de Tierradentro (hoy Departamento del Atlántico) encontraron muchas poblaciones Mocaná situadas la mayoría al norte y el centro del Departamento, por su cercanía al mar, que les permitía no sólo un medio de comunicación, sino también la oportunidad de practicar la pesca, actividad que les permitió completar su dieta alimenticia.// La parte del sur del Departamento se hallaba prácticamente deshabitada debido a que era una región pantanosa y por consiguiente ofrecía un clima malsano.// Según el arqueólogo Gerardo Reichel-Domatoff, los Mocaná se instalaron en Tubará en la primera mitad del primer milenio después de Cristo. Cuando Heredia llegó a Tubará, los Mocaná se encontraban en una secuencia cultural perteneciente al formativo tardío y fabricaban objetos de piedra, arcilla y huesos.// Con piedra construyeron metales, hachas de piedra y cuentas (en Tubará a las cuentas fabricadas por los Mocaná las llaman chengas), con arcilla fabricaron vasijas, instrumentos musicales, cuentas y figuras zoomorfas y antropomorfas y con hueso fabricaron cuentas y agujas.// Además construyeron catabres y balayes, con bejucos y totumas. A las puntas de las flechas le ponían huesos o espinas de pescado. Según Fray Pedro Simón, los Mocaná venían de una región entre Maracapana y Caracas.// Reichel-Dolmatoff, con más elementos de juicio escribió en 1986: «En la zona de Tubará se han hallado sitios de habitación, entierros y extensas terrazas de cultivos, todo ello vestigio de sociedades indígenas de la primera parte del primer milenio después de Cristo». Tanto los metates (piedras de moler) como las terrazas indican el cultivo, probablemente de maíz combinado con el de yuca».// Muchas de las poblaciones pequeñas de los Mocaná desaparecieron debido a la explotación y vejámenes por parte de los invasores españoles. Las poblaciones Mocaná que aún subsisten son: Tubará, Galapa, Baranoa, Usiacurí, Piojó, Juaruco (Corregimiento de Tubará), Malambo, Hibácharo, Palmar de Candelaria, Sibarco (Corregimiento de Baranoa), Paloato (Corregimiento de Galapa), Cipacua (hoy es una vereda de Tubará), Burunato (Tubará) y Oca (hoy Puerto Caimán, vereda de Tubará). Los pueblos desaparecidos son: Guacaribana, Cornapacua, Tameme, Turipaná (no confundir con el centro recreacional), Suribana, Burunato y Yaguaro.// El rupestre Mocaná está situado en el arroyo Camajorú, que los Mocaná en su lengua llamaron Kamáashjohu, que significa: «Es tranquila la esquina de HU». Kamássh significa eterno, duradero, tranquilo. Jor significa rincón o esquina y HU significa sagrado, divinidad.// La subida al arroyo de Camajorú es difícil, llena de obstáculos y eso representa el paso de lo mundano a lo sagrado. El rupestre está situado en medio de un bosque seco tropical (bs-T). El lugar es apacible, donde se respira un ambiente de paz difícil de encontrar en otro lugar, solo se escucha el trinar de los pájaros, el aullar de los monos, el susurro del viento entre las ramas de los árboles y el suave rumor de las olas del Mar Caribe, que baña el territorio ancestral de Tubará.// El rupestre está abandonado por parte de las autoridades, en especial de las encargadas de velar por el patrimonio arqueológico y cultural de Colombia y ha sido profanado por estudiantes de secundaria y de universidades (en las rocas escriben nombres de colegios universidades, estudiantes y hasta de profesores), que desafortunadamente no han logrado comprender la importancia del rupestre Mocaná como joya del patrimonio arqueológico y cultural de Colombia. Existe otro rupestre Mocaná, pero solo unas pocas personas lo conocemos y solo se dará a conocer cuando las autoridades se comprometan a protegerlo.// ~Tomado de El Heraldo-Revista Dominical: <http://www.elheraldo.com.co/revistas/atlantico/actual/noti3.htm>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]