[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Un siglo de vida.

From: Editorial-El Heraldo.
Date: 15 Jun 2005
Time: 08:39:49
Remote Name: 69.89.38.65

Comments

En un caluroso día de Junio a eso de las 2 de la tarde y hace exactamente un siglo, tomaba posesión como gobernador del nuevo Departamento del Atlántico un genuino representante de la ciudad de Barranquilla, don Diego A. De Castro.// La ocasión es propicia para hacer algunas reflexiones históricas y políticas sobre el pasado, presente y, sobre todo, del porvenir de nuestro amado terruño, el cual no se ve tan halagüeño si observamos el aumento de la pobreza, de las dificultades de los sistemas educativos en todos los niveles y la falta de un desarrollo económico sólido que permita enfrentar los problemas señalados. A todo esto hay que agregarle, lamentablemente, los fracasos en la administración y gestión de las entidades públicas, incluyendo la propia administración distrital sometida a control financiero desde el gobierno central.// ¿Por qué, y para qué fue creado el Departamento del Atlántico? ¿Quiénes fueron los gestores de esta idea? La crónica histórica solo se encarga de registrar el evento ocurrido y se describe con regocijo el inusitado crecimiento urbano, comercial y hasta industrial que experimenta Barranquilla desde fines del siglo XIX y que llama la atención de los viajeros y visitantes que pasan por la ciudad. En 1871 tenía unos diez mil habitantes y en 1905 cuarenta mil, es decir, se había cuadruplicado en apenas 25 años. Observadores como el padre Revollo, nos relatan cómo los actos estuvieron cobijados por las autoridades eclesiásticas de la ciudad. El gran cronista y testigo de excepción de esa época, Julio H. Palacio, nos cuenta sobre todo lo que ocurría en el Camellón de la Calle Ancha pero nunca se refiere a la actividad política de la ciudad. ¿Será que no existía en ese entonces?.// Theodore Nichols, quien en 1951 terminaba su obra Tres Puertos de Colombia, reafirma lo ya sabido del inmenso auge económico de la ciudad y comenta que los «factores políticos parecen no haber tenido mucha influencia…» en el proceso de ascenso de Barranquilla a la posición de ser el puerto más importante del país. El historiador Eduardo Posada, en su Invitación a la historia de Barranquilla, no se refiere al evento político de 1905 y le dedica sólo una frase, y en su tesis doctoral ni siquiera menciona el nombre del primer gobernador.// En los últimos veinte años, durante los cuales se han incrementado los estudios históricos de tipo académico sobre la ciudad, el evento de 1905 ha sido tratado de manera marginal en artículos de revistas y en capítulos de libros. Afortunadamente contamos hoy con un estudioso que se ha dedicado durante años a investigar en detalle el evento que nos ocupa: Jaime Colpas Gutiérrez.// Estamos a la espera de la publicación de su investigación en forma de libro, y con base en sus artículos y conferencias se puede concluir que la creación del Departamento del Atlántico fue resultado de manera preponderante de la acción del gobierno nacional en cabeza del general Reyes, legítimo representante de los sectores agro-exportadores y comerciantes importadores, interesados en que el puerto de Barranquilla estuviera vigilado directamente por el gobierno central y no a través de los poderes regionales de Cartagena.// La vida cultural de la ciudad en 1905 presentaba manifestaciones interesantes que han sido descritas por el escritor Ramón Illán Bacca, y que nos llevan a pensar que la ciudad lentamente se abría a la cultura universal. Se publicaban revistas y novelas, se hacían tertulias literarias, había varios periódicos y algunas figuras jóvenes que más adelante se destacarían, como por ejemplo el historiador José Ramón Vergara.// Todo lo anterior nos lleva a plantearnos la pregunta inquietante sobre el papel que le corresponde a la dirigencia de la ciudad de Barranquilla en la defensa de sus intereses generales como ciudad y como cabecera de departamento. ¿Será que el auge de Barranquilla desde fines del siglo XIX hasta mediados del XX fue algo que ocurrió por encima de la cabeza de nuestros dirigentes?.// Por supuesto que esta misma pregunta se puede hacer para nuestro presente, y sobre todo, porque en nuestros días no solo estamos enfrentados al poder central de la capital del país, sino a las inevitables actividades de las multinacionales que operan a nivel global.// Durante estos días de celebraciones dejemos un espacio para la reflexión sobre nuestro presente. Tenemos que entenderlo de la manera mejor que podamos. Sobre él empuja el pasado y se nos abre el porvenir con sus posibilidades. La experiencia histórica de un siglo debe ser rica fuente de información para enfrentar los desafíos de hoy.// ~Tomado de El Heraldo-Editorial: <http://www.elheraldo.com.co/hoy050615/editorial/index.htm>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]