[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Tubará, rico.

From: HERIBERTO FIORILLO.
Date: 10 Jun 2005
Time: 19:10:25
Remote Name: 65.218.145.179

Comments

La Cueva del viernes// Los indios mocaná dieron a este lugar elevado, desde donde veían con claridad el océano, el nombre de Eztupará, que significa eso: hacia el mar. Por aquí pasaron con sus huestes Rodrigo de Bastidas y Gonzalo Jiménez de Quesada, pero fue Pedro de Heredia quien lo fundó y renombró San José de Tubará hace 470 años. En este pueblo, arqueólogos y antropólogos se sienten en su sitio. En sus laderas se han encontrado fósiles y otras piezas prehistóricas de gran valor y a pocos kilómetros de aquí, en Piedra Pintada, el visitante puede admirar los numerosos grabados prehispánicos de humanos y animales que hay allí sobre una piedra, uno de los petroglífos más importantes de América.// El rostro de los pobladores de Tubará devela como pocos la trietnia de la raza americana. Su cuerpo, un físico envidiable, de tanto subir y bajar lomas, porque casi todo crece sobre el ápice o la falda de un monte. La Iglesia está en una loma, el cementerio está en una loma, el parque está en otra loma y a quince minutos de caminata, subiendo el cerro se halla el caserío El Cielo, a 220 metros sobre el nivel del mar. Desde el Mirador pueden distinguirse, en un día limpio, los picos de la Sierra Nevada de Santa Marta y el municipio en toda su extensión. Con jardín y parque infantil, se trata de un lugar agradable que merece ser mantenido.// Pero Tubará no es sólo lomas. Sus 16 kilómetros de playas espléndidas lo hacen poseedor del cuarenta por ciento de los balnearios del Departamento y, en consecuencia, de un enorme potencial turístico.// Medio siglo atrás, todos los años, los indígenas del lugar escogían al azar a uno de sus jóvenes y sacrificaban su sangre al demonio en una piedra que hoy puede verse. Si no lo hacían, caían sobre el pueblo enfermedades y la gente se moría de peste y se perdían las cosechas. De aquí, de la región indígena de Cipacúa y Cornacapúa, se llevaron los españoles el puerco espín y los nueve patos de oro sólido que los mocanás adoraban como ídolos de su tribu. El episodio fortaleció en su momento la creencia de que El Dorado se hallaba en los alrededores.// Tubará parece hoy tener otras fortunas ocultas. En 1886, el General Manuel María Palacio Vargas sacó durante cierto tiempo 50 barriles de petróleo diarios del subsuelo de Las Perdices, tercer lugar en el mundo donde se explotó petróleo y primero en la América Latina. Se dice que la primera planta eléctrica y los primeros automóviles que hubo en Barranquilla se movilizaron gracias al combustible de Tubará. Las Perdices botó petróleo hasta la segunda década del siglo XX pero se comprobó que aún el crudo no alcanzaba un nivel óptimo de calidad, y que se necesitaban aún cientos de años para extraerse el líquido precioso en buen estado. En la actualidad, existen cuatro pozos de petróleo en Las Perdices y tres en otro sitio cercano, conocido como El Horno. Más de un petrolero se encuentra a la espera.// ~Tomado de El Heraldo-Editorial: <http://www.elheraldo.com.co/hoy050610/editorial/noti3.htm>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]