[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Reciclaje so pena de multa a las empresas.

From: José Javier Pérez-El Nuevo Día.
Date: 05 Jun 2002
Time: 15:20:18
Remote Name: 66.110.6.81

Comments

"O no existe la voluntad o la ADS no tiene fe en que podamos reducir, reciclar y compostar", dijo Juan Rosario de Misión Industrial.

A PARTIR del próximo año comenzará la implantación de una ley que exige a todas las empresas, comercios o industrias con diez empleados o más, poner en vigor un programa de reciclaje.

Quienes incumplan podrían exponerse a penalidades de hasta $25,000 diarios, advirtió ayer el director ejecutivo de la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), Luis Rodríguez. Esta disposición, contenida en la Ley 411 de 1999, surgió como parte de un proceso de enmiendas a la Ley de Reciclaje, explicó por su parte el planificador y subdirector de la ADS, Carlos Maysonet.

No se implementó antes pues nunca se creó un mecanismo de fiscalización a esos efectos, señaló Rodríguez. Hasta diciembre la ADS se dedicará a orientar sobre la medida a las empresas a las que le aplica la ley, sobre todo las manufactureras.

A partir de enero, éstas deberán tener un plan de reciclaje aprobado por la ADS.

Rodríguez explicó que las industrias y comercios tienen que cumplir con el requisito de caracterizar los residuos sólidos que generan, la cantidad, y cuáles son potencialmente reciclables y cuáles necesitarán disponerse. Dijo que las empresas no se han quejado por el impacto económico que podría tener esta exigencia y que, por el contrario, han estado receptivos por conocer cómo pueden poner en vigor la estrategia.

LAS EXPRESIONES de Rodríguez y Maysonet surgieron ayer en un aparte con la Prensa durante el Congreso de Comunidades y Ambientes, efectuado en Carolina.

El congreso perseguía conocer las inquietudes de las comunidades y escuchar sus propuestas para incluirlas como parte del nuevo Plan Maestro para el manejo y disposición de los residuos sólidos en Puerto Rico.

No obstante, entre las comunidades existe cierta desconfianza pues la invitación a dialogar ocurre luego de que la ADS decidiera ampliar rellenos sanitarios existentes y considerar la incineración como una opción para disponer de la basura, dijo Juan Rosario, portavoz del grupo ambientalista Misión Industrial.

"O no existe la voluntad o la ADS no tiene fe en que podamos reducir, reciclar y compostar como es la política pública", dijo Rosario, quien ha señalado que el producto principal de la basura es la materia orgánica que puede ser compostada.

La composta reduciría considerablemente los desechos que llegan a un relleno sanitario, a parte de que podría ser el eje de industrias comunitarias.

~José Javier Pérez:<End.jperez1@elnuevodia.com>

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

La rebeldía guajira.

From: JAIME DARIO ESPELETA HERRERA*.
Date: 08 Aug 2004
Time: 19:29:50
Remote Name: 66.129.164.217

Comments

Durante la presencia española en lo que hoy es Colombia, la nación Guajira, como la denominaban en ese entonces, fue la única irreductible. Fracasadas las iniciales incursione, la Corona Española diseñó un plan en el que alternaría el punto con la mano tendida conforme a las circunstancias; esta mano tendida conforme a las circunstancias; esta mano tendida consistía en los halagos, obsequios, intercambio mercaderil, adoctrinamiento y leyes protectoras que, si bien es cierto, se promulgaban con buena intención, no es menos cierto que se incumplían, dando origen al célebre aforismo aquel de “se obedece pero no se cumple”.// En la decimoséptima centuria ya Riohacha es una floreciente puerto perlero y, en opinión de los hispanos, servía de cabeza de playa para el sometimiento de los nativos. No sospechaban aquellos que más bien se verían arrinconados, a extremos tales que construyeron en las playas de la ciudad las baterías de Santo Domingo y San Carlos y el Castillo de San Jorge, con miras a defenderse de los filibusteros y los indígenas, considerados bárbaros, rebeldes u hombres sin Dios y sin ley.// En ocasione los realistas cambiaban el sable y el arcabuz por el crucifijo y la camándula, los cuales, en manos de altos jerarcas de la Iglesia, procuraban reblandecer el corazón de los nativos. En esa tarea se empeñaron algunos obispos de Santa Marta como José Nieto Polo del Aguila y José Javier de Arauz, quienes presidieron las cruzadas pacificadoras en la que portaban ingentes cantidades de mercadería para donar a los aborígenes. Estos, ni cortos ni perezosos, recibían los regalos y al agotarse desaparecían y reanudaban las hostilidades con mayor fiereza. Después de varias tentativas de este tipo los prelados notificaban al Rey de sus reveses, insistiéndole que el tan cacareado apotegma de “dádivas quebrantaban peñas”... no conquistaban guajiros.// Cabe agregar que a veces algunos misioneros, no más de siete, que penetraban al territorio, lo hacían tímidamente, incluso el mismo San Luis Beltrán quiso, en vano, cristianizarlos. Estas acciones curialescas se dificultaban por las múltiples razones anotadas, a lo que se suma el pánico morboso experimentado al tratarse de ir a La Guajira. El padre Julián asevera que “...ya que los frailes estaban tan aburridos de la insolencia de los guajiros y de ver que nada podían hacer por ellos. Insistían que la primera provincia que se comenzó a conquistar, sea la última si acaso, en ser conquistada”.// LAS EXPEDICIONES MILITARES// En las postrimerías del siglo XVI el Gobernador de la Provincia de Riohacha, Francisco Peralta, solicitó ayuda a su colega de Santa Marta, Félix de Guazo, para defenderse de las arremetidas de los salvajes de aquella comarca; en consecuencia, la Corona determinó incorporada a la jurisdicción samaria con la confianza de que se contaría con mejore mecanismos para subyugarlos. Ya por esta época era ostensible que la política emoliente de mano abierta no daba resultados alentadores. Todo había fracasado; aún más, fracasó hasta una de las estratagemas de la Iglesia en hacerles creer que la conquista era una monstruosa mujer de rostro feroz que se llevaría a los desafectos, a lo que respondían burlonamente los nativos:// “Que jará conquista con guajiro? Guajiro bastante, bastante, guaricha (mujer) es una, para qué, viniendo?// Grandes expediciones militares se llevaron a cabo contra los peninsulares al malograrse la metodología lisonjera. Las más importantes: 1617, 1718, 1725 y, a partir de 1750, bajo el reinado de Fernando VI, se emprendieron las más demoledoras y masivas, comprometiéndose en una de ellas hasta 2.000 soldados. Se cuenta que una vez se presentó un ejército de Santa Marta con unos 1.500 de ellos, pero regresó despavorido al saber que en las inmediaciones de Riohacha lo esperaba otro con más de diez mil indios provistos de armas modernas.// Hacia el año de 1760 los españoles arreciaron su ofensiva para lo cual coordinaron una operación —tenaza con las gobernaciones de Maracaibo, Cartagena, Santa Marta y Riohacha—, ascendida años atrás a esas categorías administrativas; en igual forma, fundaron algunos pueblos fortificados en sitios estratégicos como Villa de Pedraza, Bahía Honda y Sinamaica, a fin de ser más expedita la campaña castrense. El supremo comandante fue el ingeniero militar Antonio de Arévalo, quien, con unos dos millares de hombres, pensó acabar con el imperio de la barbarie. En esta oportunidad los guajiros cambiaron de táctica y libraron durante varios años una guerra de guerrilla tan encarnizada y cruel que, a la larga, diezmaron las huestes hispánicas, sitiaron sus fortalezas y bloquearon el paso de víveres a sus cuarteles, significando esta derrota un duro golpe al orgullo español.// Al tenor de lo anterior, en un mapa neogranadino elaborado por el Virrey Messía de la Cerda en 1772, en lo correspondiente al cuerpo peninsular, no aparece el nombre de La Guajira, sino la siguiente inscripción para identificarla:// “Estos pueblos y sitios han sido incendiados últimamente por los indios rebeldes”.// LOS PRECURSORES DE LA NACIONALIDAD// Son muchas las razones que impulsaron al hombre de esta comarca norteña del país a convertirla en un inexpugnable bastión a la penetración realista. Morfológicamente la Península semeja un puño incrustado en el vientre del Caribe o una cabeza pelona implorándole agua al cielo: y tal vez eso de pelona, representado en un desierto de cactus como candelabros de desesperanza y telarañas de trochas, fue su mejor aliado; los europeos se desinflaban al ver la áspera realidad y se les bajaba a los talones su avaricia.// “En costa de cardones y espinas, de estériles y secos arenales gente que por allí le son vecinas en extremo malas y bestiales”.// Así describe Juan de Castellanos la personalidad y el hábitat de un pueblo cojonudo que impidió su profanación por los extranjeros. Su legendaria bizarría significó un escudo protector a las invasiones foráneas, como era presumible en hombres tallados en una amalgama de arena, sal y espinas. Castellanos continúa diciendo que “son dados al sangriento desafío/ tan diestros en la pesca y en la caza/ que no saben soltar tiro baldío; /animosos en la pelea/ contra cualquier y doquier que sea”.// La cabeza peninsular se adentra en el mar hasta las proximidades de las posesiones holandesas. Sus costas, ribeteadas por numerosas anfractuosidades la convierten en un escenario ideal para toda clase de operaciones marinas. De eso se valieron los piratas y contrabandistas, que encontraron un albergue confiable en La Guajira, cuyos indígenas entablaron estrecha amistad e, incluso, se cruzaron genéticamente con aquéllos, quienes les proveyeron de las armas más mortíferas de aquel tiempo, impartiéndoles las consabidas enseñanzas para su uso, por lo que esta comunidad —en ese entonces de 70.000 habitantes— equilibró su poderío militar con los agentes ibéricos.// Agréguese su estructura tribal con base a un sistema matrilineal, en donde la mujer es un sólido ligamento que aglutina las diversas parcialidades y hace a los guajiros un pueblo unido en la paz y en la guerra. Y, por si fuera poco, el mismo desierto acardonado y acartonado constituyó una barrera no sólo para los intrusos sino para las enfermedades que traían consigo del viejo continente, valga decir, la viruela, causante de menos estragos en los naturales de esta comarca que en otras comunidades, a muchas de las cuales borró del mapa.// No podía esperarse otra actitud de los guajiros ante la penetración a la fuerza por los europeos dado su espíritu inclaudicable; a más de ello, no debe olvidarse que este indígena, si bien hace de la amistad un código de honor, no olvida jamás las ofensas, tal es el caso de los maltratos de los españoles, considerados por los guajiros de los peores humillaciones.// En consecuencia solían pagar con la misma moneda, no importara a quien o quiénes, como ocurrió con los mismos misioneros, de acuerdo a lo dicho por el padre Antonio Julián al aseverar “...y al mismo tiempo ayudar a los padres capuchinos, que según ello ingenuamente me dijeron (sic), o no pueden trabajar o trabajar sin frutos entre aquellos bárbaros, que insolentes y desvergonzados, los cogen por sus mismas barbas con irrisión y desprecio y barren el suelo con ellos después de asesinarlos”.// Por lo dicho se infiere que La Guajira no se insertó al engranaje colonial hispánico y que, por consiguiente, la Historia dio aquí su gran salto de 300 años pasando del período precolombino al republicano cuando, tras múltiples contratiempos, se ofrecieron mejores expectativas; pero es un hecho incontrovertible que los naturales de cuerpo peninsular guajiro deben considerarse los precursores de la nacionalidad.// *Representante a la Cámara por el Departamento de La Guajira.// ~Tomado de El Haraldo-Revista Dominical: <http://www.elheraldo.com.co/revistas/dominical/actual/noti6.htm>