[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

El periodismo escrito, una historia de 200 años.

From: Katrin Bolaño Barros.
Date: 23 May 2002
Time: 18:49:03
Remote Name: 66.110.6.28

Comments

Con la reactivación del Círculo de Periodistas de La Guajira, que por más de cinco años permaneció inactivo, las nuevas generaciones de comunicadores sociales que ejercen su labor informativa en este Departamento, abren una nueva página en la historia del periodismo.

Efraín Medina Pumarejo, explicó que la historia de la prensa escrita empezó a escribirse en La Guajira en el año de 1800, toda vez que en esa fecha, toda vez que circularon una serie de periódicos que recogían las necesidades de la comunidad a través de la palabra y en donde el periodista ejercía con responsabilidad y equilibrio el sano ejercicio de informar. Era la época de la antigua provincia de Padilla.

Indicó que de esos periódicos se destacan, gracias a datos recopilados en el Banco de la República y el libro “Lucubraciones de ayer hasta hoy”, cuyo autor es el periodista Jorge Sprockel Mendoza, los siguientes:

El 16 de enero de 1833 circuló “Eco de la Juventud”, el 19 de abril de 1849 “El Demócrata”, en mayo 20 de 1852 se imprimió, “La Verdad”, el 27 de octubre de 1852, “La Hidra”, el 16 de junio de 1853, “El Funámbulo”, el 20 de julio de 1855, circuló en 1855 “El Revisor”, el 27 de agosto de 1857, se imprimió “La Paz”.

Para el año 1909 surge el periódico “La Bandera” del general Juan M. Iguarán y en 1910 “El Colorado” y “El Calancala” bajo la dirección de Rodolfo Iguarán.

Efrain Medina, explicó que poco tiempo después nace “Copos de Nieve” y más tarde “El Ensayo” y “Cerbatana” gracias a la diligente labor de Rafael Aarón Ucrós quien disponía de imprenta propia y contaba con la colaboración del reconocido maestro Enrique Lallemand.

Y agregó que para esa misma época surge el órgano informativo el “Bobo”, de carácter satírico que se constituyó en látigo y martirio de algunos personajes de la época, bajo la dirección de Carlos Mario Weber, José E. Iguarán y Mariano Pinedo González.

“En el año de 1924 se produce un hecho importante para el periodismo y las letras provincias al unirse los señores Adel Segundo Cuadrado, Rafael Aarón Ucrós y Enrique Lallemand y fundan “La Voz de Riohacha”. Más tarde vendría “El Impulso” y “El Bien” fundados por los hermanos Camilo y Pablo Ramírez, expresó Medina Pumarejo.

Manifestó que años más tarde aparecen periódicos como “El Despertar Peninsular”, lujosamente editado, que logró circular 80 ediciones, dirigidos por destacados profesionales como Libia Peñaranda, Jorge Sprockel, Alfredo Brito y Orlando Vidal Joiro. También se editaron “Antorcha”, “El Imparcial Guajiro” y “Tribuna Guajira”, entre otros.

El expositor siguió su recorrido enumerando los periódicos aparecidos en la década de los 80 y destacando la aparición de los periódicos estudiantiles. Finalmente, Efraín Medina, precisó “Lo cierto es que a pesar de esta historia y de los esfuerzos aislados de los periodistas aquí reseñados, el Departamento de la Guajira, desafortunadamente, no cuenta con un periódico de ediciones estables y de carácter independiente como en el resto de las capitales del caribe colombiano”.

~Tomado de El Heraldo-Nacionales/Riohacha. Barranquilla, Jueves 23 de Mayo de 2002.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

LA HORA DE LA VERDAD (A propósito del TLC).

From: Amylkar D. Acosta Medina.
Date: 31 Jul 2004
Time: 21:54:42
Remote Name: 66.129.164.209

Comments

"Las naciones no tienen amigos, sino intereses", George Washington// Después de los primeros escarceos, la próxima semana, durante los días 18 y 19 de mayo, se sentarán en La Heroica, frente a frente, los equipos negociadores de los E.E.U.U y de Colombia, para iniciar oficialmente el proceso que conducirá, eventualmente, a la firma de un Tratado bilateral de libre comercio entre ellos. Esta será la primera ronda, de ocho que se tienen previstas; en el transcurso de la misma, se prevé que cada una de las partes ponga sus cartas sobre la mesa, para empezar la partida. Cabe anotar que la delegación colombiana estará acompañada por la de Ecuador y Perú, quienes negociarán en simultánea su propio TLC con los E.E.U.U y la de Bolivia, en su calidad de observador, países estos que fueron cooptados por el gobierno estadounidense, pese a la reticencia del gobierno colombiano, quien hubiera preferido negociar en solitario. Colombia ya había anunciado la conformación de su equipo, bajo la coordinación del ex embajador ante la OMC, Hernando José Gómez, integrado por profesionales con una sólida formación técnica, con muchos pergaminos, pero, casi todos ellos, bisoños en materia de negociación y de comercio; entre tanto, el equipo de los E.E.U.U cuenta con experimentados negociadores, bajo la batuta de Regina Vargo, avezada funcionaria del Departamento de Comercio, canchera y a quien califican quienes la conocen como implacable a la hora de negociar. Ella viene de negociar el NAFTA y los tratados de libre comercio con Chile y Centroamérica.// Huelga decir que, en última instancia, quien tendrá la última palabra por parte de los E.E.U.U será el ya célebre Mr. Robert Zoellick, su representante comercial, de quien se dice es un negociador nato, a quien no se le escapa detalle y, si la contraparte no va con sus ideas y propósitos claros, arrasa y se impone. El equipo de Zoellick ha sido descrito en los medios especializados como “una máquina demoledora”. No podemos decir lo mismo del equipo colombiano, integrado por amateurs, al cual han sido llamados a alinear figuras importantes, aunque primíparos varios de ellos en estos menesteres. Y de contera, reincidimos en nuestro error inveterado, el de concentrar los jugadores en vísperas del partido y esta vez no ha sido la excepción. Enfrentaremos, entonces, a la sub-20 nuestra, con los profesionales estadounidenses; razón suficiente para decir que no podemos ser muy optimistas a la hora de los pronósticos. Nada menos que la ex viceministra de comercio exterior y ahora flamante embajadora ante la OMC, Claudia María Uribe, afirmó desatentadamente, muy oronda, que “Para saber si uno gana o pierde un partido, toca entrar a la cancha” . Y eso es lo que vamos a hacer; a lo mejor, esta vez también, jugaremos como nunca y perderemos como siempre y, entonces, se nos dirá, al mejor estilo del profesor Maturana, que perder es ganar un poco, en la medida que, como todo parece indicarlo, “parece que fuera a entrar en una negociación a ver qué sale de ella , en lugar de ir con una evaluación sólida de posibles resultados, con sus pros y contras”// Este no es el primero ni será el último acuerdo comercial que se tramita; ya son casi 300 los que se han cristalizado, entre países y grupos de países, en todo el mundo y se está negociando un número superior a los 100. Se destacan entre ellos y cobran relievancia por su proximidad a Colombia, el tratado de libre comercio entre E.E.U.U, Canadá y México(NAFTA) y más recientemente, los E.E.U.U arribaron a acuerdos bilaterales con Chile y Centroamérica. El atascamiento de la negociación del ALCA, llevó a los E.E.U.U a emprender la iniciativa de los tratados plurilaterales , a modo de plan B. Desde la década del noventa han proliferado los tratados comerciales y ningún país se quiere quedar por fuera de ellos y cada día pesa más el “efecto de vagón trinfante” y avanzan con una fuerza cada vez más arrolladora. No obstante, como lo sostiene el director general de la OMC, Supachai Panitchpakdi , los acuerdos bilaterales de libre comercio podrían dañar los intentos internacionales para forjar una liberación comercial verdadera, genuina, que beneficie a todo el planeta. Ellos frenan el acuerdo global y socavan el multilateralismo, siempre en detrimento de los países en vía de desarrollo, pues a juicio de él “Los tratados bilaterales excluyen, fragmentan el comercio global y distorsionan la economía mundial”. Se duele él de que nadie mide sus efectos, pues “…a los políticos sólo les gusta asistir y firmarlos”. Qué peligro, ah!// Afirma Hernando José Gómez que, hasta el momento, al repasar los temas a tratar en el curso de las negociaciones, se han podido detectar 23 y más de 350 puntos, los cuales se estiman como sensibles para el país, todos ellos cuál más álgido. Ello nos muestra el grado de complejidad del asunto, en el que se nos puede ir la vida si nos descuidamos. Se ha previsto trabajar simultáneamente en 17 mesas temáticas, las cuales se ocuparán de las más disímiles materias, que van desde el acceso a mercados, la agricultura, los textiles y las confecciones, la propiedad intelectual, las inversiones, la solución de controversias, los servicios en general y los servicios financieros en particular, para no hablar de las compras estatales, pasando por los subsidios a las exportaciones y las ayudas internas, si es que se ocupan de ello y un largo etcétera. De allí que podamos afirmar, que cuanto está en juego no es asunto de poca monta; este tratado tiene un amplio espectro e involucra una infinidad de aspectos vitales para el país, que van mucho más lejos que el simple intercambio comercial. Se ha llegado, incluso, a afirmar que su sola firma conllevaría la adopción de una especie de plan de desarrollo para los próximos 50 años. Pero, este sería un error craso, al considerar los acuerdos comerciales como lo que no son: estrategias de desarrollo. Estos deben justipreciarse en su real dimensión: como un medio para lograr la inserción de nuestro aparato productivo en la economía global, de la que no nos podemos sustraer.// Cuando apenas se va a levantar el telón para que se inicie la función, se apresura el ex asesor del Presidente Uribe a dar por clausurado el debate, pues para él “Ya nos embarcamos por decisión del gobierno en la tarea de sacar adelante el TLC. El primer acto, el de la discusión, hay que dejarlo atrás ” y, con el maniqueísmo que lo caracteriza, se atreve a colgarle el sambenito de “enemigos del progreso” a quienes expresen algún reparo, ya que, según él, “Oponerse a este tipo de oportunidades es francamente oponerse a la posibilidad de que los colombianos salgamos de pobres y condenarlos al subdesarrollo permanente” . Qué tal? Ahora es cuando la discusión se va a abrir verdaderamente y ojalá no se quede en los cenáculos de los círculos empresariales, por que a todos nos atañe. Hasta ahora, ha habido más calor que luz en la controversia sobre el TLC, se ha distorsionado el mensaje al respecto y bien decía el ex presidente de la República, Alberto LLeras Camargo, “En un país mal informado no hay opinión sino pasión”. Y esta , añadimos nosotros, nubla la razón!// Bogotá, mayo 14 de 2004// URL: <http://www.amylkaracosta.com> ~Ver Articulo:<http://www.amylkaracosta.com/html/17-2004.htm>