[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Escuela Naval.

From: El Heraldo-Judiciales.
Date: 22 Apr 2002
Time: 03:13:07
Remote Name: 66.110.6.76

Comments

Barranquilla, Lunes 22 de Abril de 2002.

Con varios actos, la Escuela Naval de Suboficiales ARC Barranquilla conmemoró el sexagésimo aniversario de su fundación, la cual se remonta a 1934 cuando inició labores al mando del Capitán de Corbeta de nacionalidad alemana Erich Ritcher, con 4 oficiales, 20 auxiliares y 60 grumetes.

Hoy la Escuela Naval es un gran centro de formación abierto a la juventud colombiana, reconocido por el Icfes como institución tecnológica de educación superior en 1993. En la actualidad, la Escuela ofrece la posibilidad de cursar ocho programas académicos: tecnología naval en electromecánica, tecnología naval en electrónica, tecnología naviera, tecnología naval en administración marítima, tecnología naval en oceanografía física, tecnología en hidrografía, tecnología en administración de servicios y tecnología en sanidad naval.

Además, la Escuela cuenta con tres programas de postgrado: especialización tecnológica en obras navales, especialización tecnológica en logística y especialización tecnológica en gestión ambiental, marina y costera.

Para el fortalecimiento de sus programas académicos, la Escuela Naval tiene convenios con la Fundación Universitaria San Martín, Universidad del Atlántico, Corporación Educativa del Litoral, Universidad Autónoma del Caribe, Universidad Simón Bolívar, Universidad Metropolitana, Sena Regional y la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval (Cotecmar), entre otros. La Escuela Naval es un centro de educación superior que forma integralmente y capacita al suboficial para que genere y aplique sus conocimientos al operar y mantener las naves marinas, terrestres y aéreas de la Armada Nacional, con el propósito de contribuir al cumplimiento de la misión institucional y al desarrollo del poder marítimo.

Bajo la dirección del Capitán de Navío Gabriel Arango Bacci, la Escuela llega a sus 68 años surcando los mares del progreso en la formación del marino del siglo XXI.

Con la intención de proyectarse como un ente de servicio a la comunidad, la Escuela Naval viene adelantando, en coordinación con oficiales de la reserva, programas de carácter social con las comunidades de barrios como Las Flores, Siape y corregimiento de La Playa.

Por otra parte, con los niños de las diferentes escuelas de la ciudad se viene desarrollando la campaña “Marinos por un día” para fomentar y fortalecer en los pequeños principios y valores patrios.

Otro Proyecto que viene liderando es la construcción del parque aeronáutico y museo aeronaval “El sitio de veranillo”, ya que en las instalaciones que ocupa hoy la Escuela funcionó el aeropuerto de la Sociedad Colombo-Alemana de Transporte Aéreo (Scadta), lo que fue declarado el año anterior “bien de interés cultural de carácter nacional” por el Ministerio de Cultura. Con la anterior iniciativa se pretende rescatar un hecho histórico nacional ocurrido en Barranquilla: el nacimiento y la consolidación de la aviación comercial colombiana.

En las aulas de la Escuela Naval se forma y capacita en estos momentos a 439 alumnos de los contingentes 127 y 128 de grumetes regulares, quienes alcanzarán su primer peldaño en la carrera naval a finales de los años 2002 y 2003 cuando asciendan al grado de marineros segundos.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

¿“Va porque va”?

From: OLGA EMILIANI H.
Date: 15 Jun 2004
Time: 19:29:40
Remote Name: 66.50.77.186

Comments

El domingo 6 de junio ocurrieron tres hechos relevantes: el “histórico” 5-0 contra Uruguay, que nos devuelve la auto-estima y a ellos se las hunde, mi admirado Lucho Díaz dejó de ser famoso, lo que me tiene “bastantemente” (como él dice) triste, lo mismo que a sus compañeros de sufrimientos pagos y la publicación de la carta del Presidente de la Fundación Santo Domingo, Pablo Gabriel Obregón, al Director de este diario, alrededor de la venta de la casona familiar y el lote complementario a la firma Carrefour, para responderle a los opositores del proyecto.// Debido a ciertas indirectas o pullitas, para llamarlas de alguna manera, en su texto, si el anuncio causó ronchas, la carta levantó ampollas. Durante toda la semana Barranquilla fue un hervidero, especialmente dentro del grupo que se auto-denomina “en defensa del Prado-Unión Ciudadana”. Así las cosas, el grupo, esgrimiendo su derecho de réplica, publicó el viernes su respuesta, utilizando las mismas ‘armas’, para decirlo de alguna manera, e insuflado el ánimo, creo yo, al conocerse el apoyo a su causa de la Ministra de Cultura, mediante un mensaje nocturno enviado a la Secretaría de Planeación, sólo conocido (nadie sabe cómo, ni porqué, ni por conducto de quién), por un medio de comunicación que el jueves tituló en su sección Caribe, a seis columnas: “Mincultura para Carrefour”. Sin que su destinatario, el Alcalde Hoenigsberg, lo hubiera recibido y digerido.// No sabemos si antes o después (de haberlo recibido y digerido), Hoenigsberg, en su ‘tilín tilín’ sin rodeos, declaró una vez más: “Carrefour va porque va”. A su vez, el Secretario de Planeación dijo a los medios al respecto “que aquí se ha instalado un perrateo contra los proyectos de importancia por seudo-defensores de la ciudad... y sobre la llegada de Carrefour al lugar pensado, tiene más reversa un disparo”. Tal cual. Y ahí estamos, hasta cuando ésta escribo.// -o0o- Siendo absolutamente franca y sabiendo que sobre mí lloverán truenos y centellas, la conformación del grupo “en defensa del Prado-Unión Ciudadana” es un poco tardía. Sólo basta echarle una ojeada a la calle 76, entre carreras 53 y 54, cerca, muy cerca, de lo que origina la algarabía actual, o a todo lo largo de la carrera 53, donde abundan o abundaban mansiones consideradas Patrimonios Arquitectónicos, convertidas en restaurantes, almacenes de ropa (la fachada ha sido reemplazada por vitrinas), casinos, ventas de carros, tiendas, bares, negocios de comida rápida, los andenes peatonales convertidos en parqueaderos tan inmensos, que ahí cabe hasta áquel bus que, cuando pasaba, la gente gritaba “noojooooooda” (perdón por la palabra), tan largo era, y que hoy, en las noches chicos traviesos y trasnochadores utilizan como discotecas al aire libre con sus picós ambulantes (sin que nadie acuda a la desesperada llamada del vecindario).// Igual sucede en la calle 82 y ni hablar de los centros nocturnos que se han instalado tranquilamente en barrios residenciales y ni sigamos porque para qué. Reconozcamos entonces que este grupo actúa es en defensa de sus propios intereses, asunto que es legítimo, como también lo es que la Fundación Santo Domingo actúe en defensa de los suyos. Más claro no canta un gallo.// Ha sido tal la algarabía, que no sólo ha copado, a juzgar por la carta publicada todos los e-mail citadinos y me dicen que también allende los mares, sino que el eco del homenaje rendido aquí al Presidente de la Cámara Acosta Osío, ha pasado prácticamente inadvertido. Pese a que hubo páginas y páginas de EL HERALDO dedicadas a reproducir la cascada de elogios hechos a nuestro coterráneo (que el lunes debió amanecer con el ego como salvavidas inflado), especialmente por los labios de los cuales caía el panegírico. También pasó prácticamente inadvertido que la Ministra del Medio Ambiente se quedara lela, estupefacta, patidifusa, ante el desastre ecológico en que los cachacos han convertido nuestras playas, enviándonos sus detritus por el ‘Yuma’.// Y lo que es más diciente aún: poco se ha comentado la reestructuración que Hoenigsberg comenzó a aplicar en el Distrito. Ahora el antiguo Dadima ya no se llama Bama sino Damab y, al parecer, con funciones recortadas. Pero la doble tasa que pagamos como que seguirán planillándola, según concepto jurídico del Asesor de la Alcaldía, ya que según él, es legal. De serlo, ¿adónde irán esos pesos, esos pesos dónde irán, parodiando a la hoy silenciosa Marbelle ante los ruidosos escándalos de su amado esposo? Y a propósito de ruido, si con funciones plenas el Bama era incapaz de controlar semejante polución ambiental, podrá el ahora flamante Damab hacer algo al respecto para que Barranquilla, por lo menos, duerma a ‘pata suelta’?// Sin embargo, lo que más me ha gustado de la reestructuración distrital es que desaparece la oficina que manejaba las concesiones de autos conocidas. Pero hasta este momento las monedas siguen tintineando en cierta concesión con tecnología de punta, ya que al Distrito le está entrando plata a la lata, en virtud del pago del Impuesto Predial y otros. En las oficinas de Métodos y Sistemas deben estar brincando de la dicha. Y uno, para poder pagar el impuesto, difiriéndolo a 24 meses, en un ‘tarjetazo’. Esperemos ahora qué dicen Uninorte, Cámara de Comercio y Fundesarrollo, entidades a las cuales Hoenigsberg les ha encomendado la revisión de esas concesiones que, sin haberlas concedido, — solo en una colocó un otrosí—, “arruinaron” la imagen de Humberto de Jesús, mientras en contraste, por los predios criticados... plata a la lata.// ¿Y habrá aparecido Teodolindo, ese congresista de extraño nombre que se desaparece cual mago Lorgia de la Comiksión Primera de la Cámara pero llenando su vacío surge Yidis, para hacer posible el paso de la reelección a Plenarias? Vaya rayos y centellas contra Teo y Yidis, como si fuera la primera vez que algo parecido sucede en ese recinto en materia de “volteretas”. Es que como bien lo dice el vulgo, nadie se acuerda cuando fue sacristán.// Y qué pasará hoy con el indescriptible, indescifrable Chávez frente a la revocatoria, tan divertido como es, pero de lejos?// Y qué pasará con la medición de fuerza que ahora se traslada entre Mincultura y Hoenigsberg? Va porque va...o...? Aunque bastaría compaginar intereses, como acertadamente anota Alvaro De la Espriella, tal como están planteadas las cosas, cualquier respuesta sobre el “va porque va” sería aventurada. Y yo bruja, si no soy, aunque de que las hay, las hay.// ~Tomado de El Heraldo-Editorial: <http://www.elheraldo.com.co/hoy040615/editorial/noti5.htm>