[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Magdalena Navegable.

From: JOSE FELIX LAFAURIE RIVERA*
Date: 03 Jan 2002
Time: 20:14:16
Remote Name: 66.110.6.142

Comments

Recuperar la navegabilidad de Río Grande de la Magdalena es, desde todo punto de vista, positivo para el país. Su extenso cauce debe volver a utilizarse para hacer crecer al país y para fortalecer la gobernabilidad. Y es que no se entiende por qué, luego de innumerables estudios realizados y de haberse incluido en la agenda del Gobierno, no se tenga claridad sobre las acciones a ejecutar. Refleja, eso sí, la ausencia de voluntades de los Departamentos que se beneficiarían directamente de su recuperación. Por eso es necesario iniciar actividades que conduzcan a unir voluntades.

Un primer paso es promover vínculos y conciencia supraterritorial. El uso inadecuado de los recursos naturales, la contaminación, la pobreza, la planificación desarticulada, los conflictos de uso del suelo y los cultivos ilícitos, son problemas comunes. La concertación para buscar soluciones a los dos primeros problemas introduce, de hecho, un elemento para morigerar los efectos de la pobreza. Preservar el medio ambiente y usar de manera racional los recursos renovables de la cuenca, garantiza la existencia de alimentación.

Un segundo paso es su recuperación como infraestructura de transporte multimodal. En la década de los setenta, el volumen de mercancía transportada por sus aguas representaba el 60% del comercio exterior. Hoy es mínima su contribución.

La navegación por este río fue iniciada por comerciantes alemanes, y son precisamente estos ciudadanos quienes han comprobado que el modo de transporte fluvial es 18.9 veces más económico que por carretera y 4.2 veces más barato que el sistema férreo. El Río Magdalena corre paralelo entre las Cordilleras Central y Oriental y se comunica con los puertos del Océano Atlántico por donde se moviliza el 37% del comercio exterior colombiano (30.000 millones de toneladas al año).

Esto indica que si se transportará mercancía a través de este río, el costo de transporte de una tonelada de Bogotá a Cartagena, Santa Marta o Barranquilla, que promedia hoy por carretera, los 82 mil pesos y por vía aérea los 370 mil pesos, sería ostensiblemente inferior. El abaratar costos de transporte en el comercio internacional, es un elemento decisivo de competitividad. Eso permite ganar mercados.

Curiosamente en la década de la apertura fue poco lo que se hizo para lograr este objetivo. Pero la importancia de su recuperación como canal de transporte multimodal no radica en simplemente en que se convierte en un elemento dinamizador para la generalidad de los sectores de la economía nacional y de competitividad ante la economía internacional, sino en un verdadero instrumento de gobernabilidad.

Hay indicadores que permiten identificar la enorme potencialidad del río en dicho sentido. En su extensión (1.543 Km) y área de influencia, habita el grueso (80%) de la población campesina del país y se concentra la mayor parte de la infraestructura carreteable (70%), férrea (95%), del sistema hidroeléctrico nacional (70%), del interconectado eléctrico (95%) y del transporte petrolero (72%) y fluvial (85%).

La idea de promover vínculos suptraterritoriales parte de su misma ubicación geográfica. Desde el páramo de las Papas al suroccidente del país, donde nace este legendario río, hasta el mar Caribe en el sitio de Bocas de Ceniza, donde desemboca, cruza 18 departamentos y 726 municipios. Sus gobernantes deben ser conscientes del florecimiento económico que traerá a sus regiones la navegación del Magdalena. Con su contribución, se verán nuevamente los buques de vapor, los barcos con capacidad de 5.000 toneladas y grandes embarcaciones, que harán escala en los puertos respectivos y dinamizando el empleo, la producción pesquera y artesanal, el turismo, las confecciones y el comercio.

La CGR, como máximo órgano de control fiscal del país, inició una serie de foros para inducir un proceso de participación activa entre la ciudadanía y el Estado, y así, promover una política sobre dicho propósito. Lo hará mediante alianzas estratégicas con gremios, asociaciones y medios de comunicación, y a través de la Estrategia de Control Ciudadano que busca realizar un balance del estado actual del río, evaluar resultados de las entidades responsables del desarrollo de los proyectos de recuperación, definir soluciones a los problemas y desarrollar propuestas de carácter regional.

Es un compromiso de todos los colombianos participar en este reto, porque significa una opción de empleo y de desarrollo económico en las regiones que integran el cauce del Río Magdalena. Es posible que existan muchos inconvenientes, pero con la ayuda de los nuevos parámetros del control fiscal y de la ciudadanía, se logrará. El país debe recuperar el río, y con él, generar empleo y mejorar la calidad de vida de los pobladores de sus zonas de influencia.

*Vicecontralor General de la República. Barranquilla, jueves 3 de enero de 2002. El Heraldo-Editorial,Edición digital 1818

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Re: La Cartagena Oil Refining Co.

From: tina degroot
Date: 08 Feb 2004
Time: 14:59:54
Remote Name: 68.224.15.132

Comments

puede alguien informarme sobre el paradero de la compania "compania explotadora de petroleos ,s.a." gracias !