[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Re: EN BUSCA DE "EL DORADO"...EN ESPAÑA.

From: WebMaster Reference
Date: 09 Dec 2001
Time: 14:28:04
Remote Name: 209.178.125.178

Comments

http://eltiempo.terra.com.co/09-12-2001/naci142268.html

Bienvenido a Terra
  
 Colombia, domingo 9 de diciembre de 2001 Inicio Terra Aviso legal y privacidad
 Bogotá, domingo 9 de diciembre de 2001
   

 

 

Recomiende este artículo   Versión fácil de imprimir de este artículo
Haga clic para ampliar la fotografía

LA COMUNIDAD MOKANÁ, conformada por 22.500 indígenas, realizará un ritual a su dios Hu en Piedra Pintada, para que a la expedición le vaya bien en España.
EL TIEMPO
En busca de Eldorado... en España
 
Esta etnia fue reconocida en 1998, pero no tiene territorio. Sus autoridades van a viajar a España para rescatar algún documento que los reconozca como dueños de 17.500 hectáreas ancestrales.

 

 

 

Hama na. Ya. Guare antuí. Ta ya. Mokaná, serían las palabras que, en su lengua nativa, deberían estampar los descendientes de los indios mokaná en la enorme valla que aspiran ubicar a la entrada de Tubará para dar la bienvenida a su territorio. 

No pueden hacerlo, pues esa tierra, a solo 28 kilómetros al occidente de Barranquilla, tiene otros dueños. 

El sueño de esta etnia caribe es recuperar su terreno ancestral. Sin embargo, eso depende de los resultados del viaje a España que harán a finales de enero próximo su máxima autoridad, el gobernador Digno Santiago Jerónimo, y dos delegados. 

La expedición indígena va a recorrer los archivos históricos de Madrid, Sevilla, Palos de Moguer y Valencia, en la península ibérica, con el fin de conseguir los documentos que les permitan ganar una lucha jurídica contra ‘hombres blancos’ que muestran títulos de propiedad de esas tierras. 

Con bazares, bingos, asados y los aportes voluntarios se van a financiar el viaje. “Ya casi llegamos a la meta", cuenta José Castro Castro, consejero territorial de cultura de este grupo, reconocido como etnia por el Gobierno desde el 2 mayo de 1998, día en que asumió Santiago como jefe máximo, ante el entonces alcalde de Tubará, Adolfo Rebolledo Rebolledo. 

Es probable que ayer, sábado, en el festival del asado, en donde el plato fuerte fue carnero y conejo a la brasa acompañado con chicha de yuca, los mokaná hayan logrado reunir los pesos finales para la travesía.

Costoso viaje

 

La cruzada económica para conseguir los 15 millones de pesos que cuesta el desplazamiento de los tres representantes indígenas, de acuerdo con estimativos que ellos han hecho, comenzó el mismo mes en que se posesionó Santiago. De esa cruzada hacen parte los 22.500 miembros censados de la comunidad. 

La meta del viaje es conseguir la cédula real de San Lorenzo en la que la Corona Española les certificó a los ancestros de los mokaná, en 1766, a través del Cabildo de Cartagena, la propiedad de 17.500 hectáreas de territorio. 

La lucha la comenzó Santiago 36 años atrás, una vez tuvo conocimiento de que hasta 1940 los mokaná tuvieron cabildo en Tubará, capital del territorio, pero que lo "acabó la persecución de los políticos", según Castro. 

Ahora, que ya fueron reconocidos, tienen como principal misión recuperar el territorio con la cédula real, pues actualmente viven en 16 pequeñas parcelas de la región sin ningún título. 

"Los documentos nos traerían prosperidad a la región, en educación, salud, cultura, obras de desarrollo social, incluyendo a los privados que no serían molestados, porque gozarían de beneficios contemplados en la legislación especial de los resguardos indígenas, por ejemplo, exoneraciones del pago del impuesto predial”, asegura Castro. “Y lo importante, la Nación estará obligada a transferir recursos para ejecutar proyectos productivos".

‘No hay conflicto’

 

El objetivo se hace más difícil por el hecho de que los terrenos que reclaman están repartidos en cuatro municipios: Galapa, Tubará, Baranoa y Puerto Colombia. 

Por otra parte, las ‘familias blancas’ que forman la comunidad de condueños del antiguo resguardo de indígenas de Tubará, y que muestran títulos de las tierras, están muy bien organizados, e inclusive tienen personería jurídica bajo el nombre de Corintuba. 

Los abogados Álvaro Angulo Palacio, administrador de Corintuba, y Jaime Carbonell Palacio, asesor, sostienen que los mokaná nada tienen que ir a buscar a España, pues hubo legitima adquisición de los terrenos y nadie fue despojado como señalan los indios. "Los títulos están aquí. No hay conflicto. No fueron desterrados" aseguran. 

Según ellos, los terrenos fueron declarados vacantes al determinarse que estaban abandonados, y pasaron a pertenecer a la hacienda nacional que, a través de la ley del 7 de febrero de 1857, dispuso venderlos en subasta pública. 

"Las tierras las compró don Manuel María Palacio, quien en diciembre de 1886 se las vendió al municipio de Tubará por cuatrocientos pesos, reservándose para él y sus dos hermanos, Gregorio y Rafael María, el derecho al subsuelo. Sus herederos se denominaron con el tiempo como la Comunidad de Condueños del Antiguo Resguardo de Indígenas de Tubará (Corintuba)", explican Angulo y Carbonell. 

Sin embargo, Castro dice que el fondo del asunto es que el territorio en disputa es rico en petróleo -en Tubará se explotaron hidrocarburos en 1916--, yeso, piedra caliza y recursos hídricos, e insistió en que quienes lo reclaman como suyo "están usurpando una identidad y una cultura ancestral".  

Por eso van a hacer el viaje al revés que 500 años atrás hicieron los conquistadores españoles. No para buscar el Dorado, sino cualquier documentos de la Corona Real que reconozca o mencione que ellos vivían en esas tierras. 

El próximo 17 de diciembre comenzarán un ritual en Piedra Pintada, un lugar sagrado a un kilómetro de la cabecera de Tubará, donde unos 18 mil miembros de la comunidad le pedirán a Hu, el dios desconocido, que la expedición a España tenga buen viento. 

ÁLVARO OVIEDO C. 
Corresponsal de EL TIEMPO 
TUBARÁ (ATLÁNTICO) 

Recomiende este artículo   Versión fácil de imprimir de este artículo


 

 

EL TIEMPO
Chocó: real y de alto rango
La reina de Colombia estuvo en la ceremonia de ascenso del primer general chocoano de la Policía y se felicitaron mutuamente. En menos de un mes, sacaron a su departamento del olvido.
Más información

EL TIEMPO
Templarios en Bogotá
En agosto del año pasado una célula masónica de Bogotá fundó la Logia de los Templarios, un grupo que aspira a conquistar la mística, la sabiduría y los secretos de la Orden de los Caballeros del Temple.
Más información

EL TIEMPO
103 horas de vigilia  por un ‘récord’
En una improvisada cabina de radio, instalada sobre una tarima ubicada en el parque Santander, en el centro de Cúcuta, el locutor Jairo Hernández rompió la marca mundial de transmisión radial en vivo al mantenerse al aire durante 103 horas.
Más información

EL TIEMPO
Las Farc vuelan peaje en Acacías
Un soldado y cinco guerrilleros muertos era el saldo que arrojaban los enfrentamientos entre tropas de la Séptima Brigada y el frente 31 de las Farc en jurisdicción del municipio de Acacías (Meta).
Más información

 

 
.................................................Arriba .................................................
HOY EN EL TIEMPO: Primera Página | Bogotá | Computadores | Cultura | Deportes | Economía | Educación | Estado de las vías | Estado del Tiempo | Gente | Internacional | Medio ambiente |Nación | Opinión | Política | Primer Plano | Tiempo de Ciencia | Tierras y ganados | Viajar | Vida de Hoy | Vivienda |
ESPECIALIZADAS: Justicia | Salud | Motor |
ENTRETENIMIENTO: Cine | Crucigrama diario | Crucigrama Domingo | El tarot de Mavé | Humor | Humor Vítreo | Horóscopo | Libros virtuales | Loterías | Página del rock | Tv y Farándula |
REGIONALES: Café | Cali | Caribe | Cundinamarca | Medellín |
REVISTAS: Aló | Carrusel | Credencial |
DOMINGO: Lecturas dominicales | Panorama |
CLASIFICADOS Empleos | Finca raíz | Vehículos | Otros |

 

 

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Analisis: ¿cómo se perdió Panamá?.

From: Alfonso López Michelsen.
Date: 01 Nov 2003
Time: 19:01:52
Remote Name: 65.218.145.27

Comments

Cedo mi pluma a Eduardo Lemaitre para describir un episodio con ocasión del Tratado Herrán-Hay, que precedió a la separación de Panamá.// Dice así: "Pasaron varios días y el Tratado estaba ahí, sobre la mesa de la secretaría, como raro bicho al que ninguno se atreviera a tocar; como res descuartizada, de la que nadie, por extraño tabú, osara echar mano, y que empezaba ya a heder.// "El ministro norteamericano, señor Beaupré, había cablegrafiado a Washington que el Congreso colombiano jamás aprobaría el Tratado, a menos que se mejorasen las compensaciones económicas pactadas.// "Lo cierto fue que el diplomático norteño las trasmitió a su gobierno y el presidente Roosevelt se encendió aún más de cólera.// "Había, finalmente, otra nota, que transcribimos adelante, en la que la posición de Beaupré se hacía más inflexible.// "El contenido de estas notas, dice un historiador estadounidense, interpretaba la política del Departamento de Estado con razonable fidelidad;pero su agresiva altanería y su tono amenazante ofendieron y aumentaron las dificultades en que se hallaban los más fervientes partidarios de la aprobación en el Senado colombiano.// "La alusión a la lectura de las notas del señor Beaupré era cierta, y para que no quedara de ello duda, es decir, para que de ellas tuviera conocimiento toda la opinión pública colombiana, he aquí que, de repente, ocurre algo dramático e inesperado: el senador Lorenzo Marroquín, es decir, el propio hijo del Vicepresidente de la República, pide la palabra y solicita que se dé pública lectura al texto de aquellas notas de cuyo insolente contenido ya se habían filtrado noticias que hicieron reaccionar a la prensa, pero cuyos términos precisos se desconocían.// Es fácil imaginar la indignación que en los senadores colombianos, de suyo y de atrás encabritados, causarían los términos de aquellas notas "diplomáticas", cada una de las cuales el secretario de la corporación, señor Peñarredonda, iba soltando despacio, como quien arroja leños a una hoguera encendida. En la última de esas comunicaciones decía el ministro Beaupré: "En virtud de los datos oficiales que se hallan en poder de mi gobierno, puedo afirmar que las circunstancias que mediaron en toda la negociación del Tratado del Canal son de tal naturaleza, que autorizan plenamente a los Estados Unidos para considerar como una violación del pacto cualquier modificación de las condiciones en el Tratado estipuladas, de tal suerte que acarrearía grandísimas complicaciones en las relaciones amistosas hasta hoy existentes entre los dos países".// "Otra vez un profundo silencio debió cernirse por algunos minutos sobre el Senado de Colombia. El golpe, hay que reconocerlo, había sido maestro; pero asestado así, fríamente, por el propio hijo de quien había ordenado celebrar el Tratado, le daba a toda aquella sucesión de episodios un tinte dramático y cortaba cualquier posibilidad de que el convenio saliera adelante".// De nada valió el elocuente y documentado discurso del canciller Rico. El señor Caro presentó un proyecto de ley por medio del cual se negaba sin discusión el Tratado Herrán-Hay y se estigmatizaban las condiciones para construir el canal interoceanico por territorio panameño, o sea, por el Departamento de Panamá que, entonces, formaba parte de Colombia.// El desenlace es bien conocido. El primer Roosevelt y su secretario de Estado, Hay, optaron por propiciar la separación de Panamá con la complicidad del ingeniero de la compañía francesa Bunau-Varilla a través de la firma de abogados norteamericana Sullivan and Cromwell. Se compraron al jefe de la guarnición colombiana en Panamá, el boyacense Esteban Huertas, y, en un dos por tres, Panamá se convirtió en un nuevo Estado. Hasta las señoras de los conspiradores tejieron de antemano las primeras banderas panameñas, inspiradas en los colores de la bandera francesa.// Lo paradójico fue que los primeros en reconocerlo, aparte de los Estados Unidos, fueron los países latinoamericanos del Pacífico encabezados por el Ecuador. Los colombianos pensaban que una intervención gringa de semejante magnitud iba a despertar la protesta continental; pero como el canal interoceánico era una obra de interés mundial y Roosevelt se cuidó de aparecer como vocero de la comunidad internacional, ningún país pensó que traicionaba a Colombia guardando silencio o aplaudiendo la decisión del presidente de los Estados Unidos de pasar por encima de "las criaturitas de Bogotá", como él las llamaba.// Un temor semejante es el que algunos abrigamos frente a la situación actual. Evidentemente, como lo anotaba en este mismo diario el doctor Alfonso Esguerra, el embajador Frechette no está obrando por su cuenta sino como vocero del Departamento de Estado. El hecho de que el narcotráfico se ha ido convirtiendo en un delito de lesa humanidad puede inducir a los arrogantes gestores de la política internacional norteamericana a identificar el interés nacional con el interés de la humanidad y, tal como ocurrió con el beneplácito con que fue recibida la determinación de abrir el Canal de Panamá a la brava, recurriendo a un expediente tan inadmisible como auspiciar la desmembración de nuestro territorio, mañana podemos vernos expuestos a cualquier atropello a nombre del interés universal. -Dios tenga a Colombia de su mano!// ALFONSO LÓPEZ MICHELSEN// Publicado en EL TIEMPO el 11 de octubre de 1996//