[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Re: Preludio de un genocidio

From: Alejandro Mario Palacio Polo
Date: 21 Sep 2001
Time: 00:03:36
Remote Name: 209.178.125.178

Comments

Apollo a Bush por que no hay otro quien puede con estes cobardes... hagamos con lo que tenemos pero ojo con Colombia... no habia pena cuando tomaron a Panama despues de la guerra de mil dias.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

La tragedia del Junker Tolima-A 16.

From: ALFREDO DE LA ESPRIELLA
Date: 08 Jun 2003
Time: 19:28:33
Remote Name: 66.129.167.69

Comments

~El 8 de Junio de 1924.// >La primera y más grande tragedia ocurrida en el mundo de la aviación comercial con seis pasajeros a bordo.// Celebraba la ciudad, particularmente auspiciada por el Comité Pro-Bocas de Ceniza, la llegada a Barranquilla del Ministro de Obras Públicas Dr. Aquilino Villegas. Venía el ilustre funcionario caldense del gabinete del General Pedro Nel Ospina a visitar e inspeccionar personalmente el desarrollo de las obras que se estaban adelantando en Bocas de Ceniza, considerada prioritaria empresa del Gobierno y que la ciudad solicitaba y luchaba con denuedo. Se le quería demostrar al Dr. Villegas las simpatías de los barranquilleros por este interés demostrado por el alto gobierno y pedirle además un presupuesto más holgado para convertir luego a la ciudad en puerto marítimo y fluvial, construyendo completamente el respectivo Terminal.// Iniciativas todas éstas básicas de las propuestas sugeridas y aprobadas años atrás por la “Liga Costeña” que tanto influyera con sus excelentes iniciativas al desarrollo de esta región del país, bastante abandonado y que Barranquilla, como Cartagena y Santa Marta coincidieron en formalizar y estructurar un comité cívico de esta naturaleza que tanto éxito tuvo en la mayoría de sus proyectos.// Bocas de Ceniza era, pues, una realidad. Y los barranquilleros en nombre de toda la Costa lo quería expresar así al Sr. Ministro, quien asistía a la una de la tarde a un homenaje en el Club “Barranquilla”, de cuya sede social era también Presidente don Ernesto Cortissoz.// Después del concurrido ágape y cuando la manifestación popular estaba en todo su apogeo concentrada en el Camellón “Abello”, al Sr. Cortissoz se le ocurrió agregarle una nota más sorprendente al agasajo, invitando al Dr. Villegas a dar una vuelta por la ciudad en uno de los hidroaviones de la “Scadta” que le permitiera ver el asombroso panorama de la desembocadura del Magdalena y luego, antes de presidir la manifestación ver la muchedumbre y el impresionante espectáculo de aquel río humano concentrado en la plaza pública. Para el efecto se comunicó el Sr. Cortissoz con el aviador Ernest Von Krhon y le pidió que alistará el “Junker” para realizar el “tour”. El Dr. Villegas agradeció la invitación pero, no quiso volar, confesó que le tenía pavor a esos aparatos. Por lo que, celebrando el apunte, el Sr. Cortissoz resolvió, de todos modos, llevar a cabo el vuelo para repartir desde el aire una promoción sobre las “Bocas de Ceniza”, invitando entonces, para que lo acompañaran a varios distinguidos personajes de la comunidad alemana que compartían el ágape: el Sr. Gerente del Banco Alemán Antioqueño: Franz Trost los Sres. Karl Meyer, Karl C. Rossenthal y el mecánico George Fisher.// A las tres menos cuarto, estaba ya decolando en la albufera de “Veranillo” el “Tolima-A 16” piloteado por Von Khron.// Cortissoz hizo otra llamada, a su casa, para avisarle a su señora Esther Rodríguez que sacaran a los niños a la terraza para que vieran pasar a su papá que les iba a decir adiós desde el aire.// Apenas la muchedumbre, ya concentrada en el “Camellón” vio el “Junker”, estalló en júbilo y aplausos, y todo mundo quería coger uno de los papeles con la promoción de Bocas de Ceniza que caían del cielo.// Más, de pronto, el aparato hizo una especie de “Looping the loop”. Lo que no sorprendió porque Von Khron cuando sacaba los aviones a probar hacia estas cabriolas, y la gente sabía que se trataba de un ensayo propio de quien era un as de la aviación, querido y admirado por todos los barranquilleros. Desde hacía cuatro años, él, Schnourbush, otro admirado y respetado técnico, fundador de la empresa y símbolo del desarrollo de la aviación en Colombia, como Hammer, Herman Küehl, Von Bauer, Hoffmann, en particular, eran ampliamente conocidos y respetados en nuestros círculos. Fueron los héroes de esta epopeya sin precedentes en la historia de la aviación comercial no solo en Colombia sino en Sur América y que se debía a la visión de Ernesto Cortissoz, cuya figura epónima justificaba la dimensión de aquella juventud barranquillera, adalid del progreso de la urbe y de la prosperidad económica del país. La hazaña y el emporio de la “Sociedad Colombo-Alemana de Transporte Aéreo” -Scadta- constituye toda una gesta gallarda de ese espíritu de solidaridad y confianza, voluntad y tenacidad de una generación digna de sus propios antecedentes.// Más, también, cual no sería la sorpresa, cuando el aparato, a la vista de todo mundo, no respondió a las maniobras propias de esta experiencia y vio todo mundo como descendía y finalmente caía sobre una residencia de familia en la calle de “Santander”, entre los callejones de “California”, hoy 20 de Julio y “El Progreso”.// Obviamente, estalló en llamas sobre el techo de la vivienda de la familia Salcedo Glen, cuyos miembros justamente estaban participando en la mencionada concentración vespertina.// La prensa de la época, particularmente, “La Nación” como “Diario del Comercio” recogieron la noticia en ediciones extraordinarias y la ciudad cayó en un sopor de angustia y desolación difícil de narrar.// Al rescatar las víctimas del desastre, todos habían perecido en el impacto. Fueron llevados a las “Clínicas Unidas” del Dr. Kupfer, en la calle de “San Blas”, pero, ninguno con vida. Un manto gris de angustia y desesperación cubrió de luto, por mucho tiempo a Barranquilla que no podía superar el golpe. Inexplicablemente el accidente, desde todo punto de vista. Técnicamente, imposible.// Una racha de mala suerte provocada quizás por los fuertes vientos del “Veranillo”, en fin, suposiciones, cábalas, todo sin respuesta. Un silencio de respeto y solidaridad solemnizó con su presencia en masa en las ceremonias fúnebres. En Cámara ardiente en el Club Alemán estuvieron expuestos los féretros. Hasta el lunes, en las horas de la tarde cuando se llevaron a cabo las exequias en el Cementerio Universal. Menos los restos de Ernesto Cortissoz sepultados en el Cementerio Hebreo.// Quiso el pueblo barranquillero que aquella tragedia quedaba simbolizada en un Monumento reconociendo a las víctimas del desastre como Mártires de Bocas de Ceniza y la Aviación en Colombia. Así se dispuso a través de un comité de notables que contrataron plinto placa y águila de bronce en Alemania para levantar el monumento consagratorio. Cual fue develada en la misma fecha del accidente un año después en la rotonda del “Bulevar Central” con la calle 3a. de “El Prado”.// Al celebrarse en 1969 el cincuentenario de la fundación de la “Scadta” y la Sociedad de Mejoras Públicas acondicionar el sector con el ornato del bulevar bautizándolo como Parque “Los Fundadores” homenaje a los promotores de la aviación y en particular a Ernesto Cortissoz se inauguró esta nueva faceta de dicho “Bulevar” donde fue trasladado el Monumento que sigue honrando la memoria de estos próceres y mártires.// ~Tomado de El Heraldo-Locales.Barranquilla, Domingo 8 de Junio de 2003: <http://www.elheraldo.com.co/hoy030608/locales/noti5.htm>