[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

La CIA y Montesinos / El Gobierno Toledo.

From: APOLINAR DIAZ-CALLEJAS
Date: 22 Aug 2001
Time: 04:45:20
Remote Name: 66.110.6.81

Comments

*ex Miembro del Gabinete del Presidente Carlos Lleras Restrepo.Barranquilla, Miercoles 22 de Agosto de 2001-EL HERALDO / Digital 1684.

Mi visita a Lima en el gobierno de Alejandro Toledo, que es la culminación victoriosa de la lucha del pueblo peruano en las calles y ciudades para expulsar la dictadura de Fujimori, tiene muchos aspectos importantes de subrayar mirando hacia el caso colombiano. Hay una nueva democracia en marcha que tiene el reto de castigar la corrupción y los daños causados al pueblo peruano por Fujimori y emprender la construcción de un nuevo país democrático.

El derecho de protesta está vigente y es legítimo el reclamo de cambios sociales en una nación aniquilada por el desempleo. Desde el Palacio de Torre Tagle, pude ver mítines de reclamos por despedidos de la dictadura.

El escándalo mayor es que la CIA, herramienta norteamericana de agresión, se asoció a Vladimiro Montesinos, jefe de inteligencia responsable de toda suerte de delitos y atentados.

Según informe del Knight - Ridder Newspapers, ese criminal recibió de la CIA un millón de dólares anuales dizque para asegurar su colaboración en la lucha antidrogas, pese a estar acusado de abusos en Derechos y Humanos y nexos con el narcotráfico. Es la doble moral histórica del imperio gringo.

Perú vive notable espíritu constructivo, con la colaboración de los sectores democráticos. Es necesario exaltar las tareas fundamentales que se trazó Toledo en el discurso de posesión, al señalar que el eje central de su gobierno sería “una guerra frontal contra la pobreza a la cual me dedicaré todos los minutos de mi gobierno, con la fuerza de mis sueños y de mi terquedad”.

Es el objetivo principal en un país en que la pobreza cubre un 54% de la población, 4 millones y medio de peruanos están sentenciados a vivir en la miseria y pobreza extremas, uno de cada cuatro niños menores de cinco años se encuentra crónicamente desnutrido y la mortalidad infantil es cinco veces mayor que en países vecinos, en el que “la calidad de la educación pública ha disminuido y la escuela rural se encuentra abandonada, al tiempo que en las zonas rurales dos de cada tres peruanos están en situación de pobreza”.

Cualquiera que lea esas cifras creería que están hablando de Colombia donde se pretende dizque negociar la paz sin exterminar primero el hambre, el desempleo, el latifundismo ocioso, la corrupción y tantos otros males que están acabando con la nacionalidad y con nuestra democracia. En el Perú de Toledo, en vez de hacer reformas laborales para explotar más cruelmente a los trabajadores, el objetivo es adecuar “las normas y derechos laborales de los trabajadores, a los establecidos por la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”.

Expresó el Presidente Alejandro Toledo: “en nombre de las generaciones futuras, hoy los invito con firmeza y humildad a que dejemos de gastar más en armas para invertir más en educación y para ganar la lucha contra la pobreza”. Toledo apoya la Comisión de la Verdad, para que llegue al fondo de los delitos de la dictadura para sancionar a los responsables. “Un país sin memoria histórica, un país que no aprende de su pasado, no puede avanzar hacia el futuro”. Es la desgracia de Colombia donde ha sido ocultada la historia real de la violencia. El Frente Nacional institucionalizó la impunidad para esos delitos y para la corrupción que arrancó con ella.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Petróleo de Samoré debe ser para los Colombianos.

From: Norman Alarcón Rodas.
Date: 07 Mar 2003
Time: 01:38:45
Remote Name: 64.152.139.38

Comments

~NUEVOS YACIMIENTOS DE PETROLEO DEBEN SER PARA LOS COLOMBIANOS Y NO PARA LAS MULTINACIONALES. La Dorada, marzo 5 de 2003. Según estudios preliminares, Ecopetrol acaba de descubrir en forma directa el mayor yacimiento de petróleo en más de 50 años de existencia de la empresa. El hallazgo lo realizaron ingenieros y trabajadores colombianos en el sitio Gibraltar situado en el municipio de Toledo, en límites entre los departamentos de Boyacá y Norte de Santander. La multinacional norteamericana Occidental había explorado en el mismo sitio y lo abandonó el 6 de mayo de 2002 al fracasar en la búsqueda del hidrocarburo. El proceso que acaba de dar los primeros resultados es digno de encomio y de congratulaciones para la principal empresa industrial y comercial del Estado, de propiedad de todos los colombianos. En solo 70 días de excavación, con una modesta inversión de nueve millones de dólares, con ingenieros y geólogos colombianos, después de analizar las rocas dejadas por la Occidental y decidir utilizar la misma perforación de la multinacional hasta los 10.400 pies, para luego seguir en forma perpendicular y profundizar la perforación hasta que a los 12.050 pies, 3.7 kilómetros, brotó el oro negro el pasado 8 de febrero. Los cálculos iniciales indican que pueden existir 200 millones de barriles de crudo que podrían aumentar la autosuficiencia del país en hidrocarburos de dos a tres años. Pero viene lo insólito cuando la Administración Uribe Vélez, a través del ministro de Minas y Energía Luis Ernesto Mejía, afirma en el diario El Tiempo del 5 de marzo que el gobierno no cuenta con los 150 millones de dólares que cuesta esta operación, pero explicó que no descarta las alternativas del endeudamiento con la banca nacional o internacional y la contratación con la Occidental, la empresa que abandonó este proyecto hace diez meses. Frente a esta situación, en primer lugar, Ecopetrol con la ingeniería nacional que tuvo el mayor éxito con este hallazgo debe comprobar las existencias reales de este yacimiento, con muy buenas perspectivas si se tiene en cuenta que Colombia comparte con Venezuela la cuenca sedimentaria conocida como Luna, rica en hidrocarburos. En segundo lugar, es absolutamente obvio que la operación del campo debe realizarla exclusivamente la compañía estatal Ecopetrol para beneficio de todos los colombianos. Es falso que el gobierno no tenga recursos, si tenemos en cuenta que en el solo Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera (FAEP), que se encuentra en el exterior, hay recursos superiores a los 1.200 millones de dólares que se pudieran utilizar para invertir parte en la operación del nuevo campo e irrigar la renta petrolera a toda la economía nacional. Que no vuelva a ocurrir lo que trata de hacer el gobierno con la prorroga del contrato de asociación de los yacimientos de gas en La Guajira que debe revertir la Texas - Chevron al Estado el 31 de diciembre de 2004 y que se pretende prolongar hasta el año 2016 para secarlo del todo en beneficio de la multinacional que tanta riqueza se ha llevado de nuestro país. Todos los colombianos debemos estar alerta para exigir que los nuevos hallazgos le sirvan al desarrollo económico del país y a fortalecer a Ecopetrol como empresa estatal, patrimonio de todos los colombianos. ~Actualidad Económica / Norman Alarcón Rodas: <noralar51@yahoo.com>