[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

>SE  PUEDE: "BARRANQUILLA  SE  LO  MERECIA"

From: Zoraida Noriega C.*
Date: 13 Jul 2001
Time: 02:11:52
Remote Name: 63.215.177.233

Comments

~Dijo la coreógrafa Rosanna Lignarolo, refiriéndose al espectáculo del acto inaugural de la Copa América, cuyo montaje estuvo a su cargo. “Después de este éxito, hago lo que sea”, afirmó.

Por Zoraida Noriega C. SOCIALES-EL HERALDO / Barranquilla, Viernes 13 de Julio de 2001.

La barranquillera Rosanna Lignarolo se consagró en la noche del miércoles como una de las mejores coreógrafas del país con el espectáculo que presentó en la apertura de la Copa América en el Estadio Metropolitano. Su trabajo ha sido reconocido por el público de esta ciudad en el montaje de espectáculos de coronación y comparsas en los clubes sociales, pero nunca, en su brillante trayectoria, había recibido una ovación tan entusiasta como la de esa noche. Fue tal el delirio que provocó la aparición en la gramilla de gimnastas, zancos, comparsas y disfraces moviéndose acompasadamente, que las 57 mil personas que coparon el estadio terminaron ondeando pañuelos blancos. Y hasta hubo gente con lágrimas de emoción. Y eso, sin contar los millones de televidentes que siguieron expectantes el pomposo acto de inauguración, que para muchos nada tuvo que envidiar a los que se ven en las olimpiadas extranjeras. Rosanna se tomó tres meses para “cranear” la historia en que estaría basada el espectáculo, el cual montó en mes y medio. Inicialmente iban a participar 5.000 personas, pero por cuestiones de presupuesto terminó haciéndolo con 600, entre ellos 180 niños. “Barranquilla se merecía un espectáculo como este, por ser la casa de la Selección Colombia y por haber sido escogida como la ciudad de partida para la Copa”, dijo la coreógrafa y bailarina.

MOMENTOS DE ANGUSTIA

El día antes de la inauguración se hicieron los últimos ajustes del show. Todo estaba fríamente calculado para el miércoles. Sin embargo a la coreógrafa le saltaban ciertas inquietudes: que no se fuera a caer uno de los zanqueros o que alguien se la fuera embarrar en los movimientos. Ese día se levantó muy temprano y dice que mentalmente se programó para no coger rabia. Primero le echó un vistazo al vestuario, organización de grupos y a mirar como estaban trabajando Luis Chacón, Magaly Vergara, Diana Malabet y Lino Fernando, entre otros, quienes tuvieron a su cargo los maquillajes especiales.

“Confiaron en mí y respondí”

Después siguió camino al estadio para el ensayo con Martha Senn, quien trajo su propio mensaje. “Las horas fueron pasando y yo veía que mi celular no timbraba. Pasó silencioso toda la tarde y eso me inquietaba. Sin embargo, algo en el fondo me decía que todo está marchando bien. A las 6 de la tarde, ya todos -maquillados y disfrazados- estaban en el Metropolitano. Comencé a organizar a la gente y también a angustiarme. Tenía mucho susto, sobre todo que se fuera a caer alguien, porque antes había visto a los zanqueros que tambaleaban en la grama y les advertí: ¡por Dios, tengan cuidado! La espera fue horrible, yo miraba a cada momento el reloj y no hacía sino correr de un lado para otro, por eso terminé con los pies adoloridos. Apenas terminó el primer partido, tuvimos nada más tres minutos para montar todo en el escenario. Lo hicimos con una velocidad increíble. Cuando faltaba poco, lo único que hice fue irme al frente de la gramilla para ver todo el trabajo. Decidí hacer esto porque en esos momentos ya no podía hacer nada, lo hecho, hecho estaba. Y todo se le encomendé a Dios”. La misma emoción que sintió el público, en la medida en que los danzantes, las reinas, modelos, bailarines, el color y la alegría iban invadiendo la cancha, la sintió también Rosanna. “Me llené de gozo y descargué todos esos sentimientos llorando como una niña cuando escuchaba en coro a la multitud gritando ¡Se sobró Colombia, se sobró!. No pude contenerme. ¡Qué vergüenza! con las autoridades y directivos que estaban a mi lado”.

GRAN PRECISION

Rosanna Lignarolo trató de buscar lo más elegante y representativo del Carnaval de Barranquilla para involucrarlo en su espectáculo. Y para ello contó con un ejército de personas, cuya colaboración fue definitiva para el éxito del mismo, entre ellos los integrantes de su ballet profesional, de su asistente Pedro Díaz -de quien dice se quintuplicó en el trabajo- de los grupos folclóricos y comparsas participantes, de la diseñadora Julie de Donado, quien dirigió la elaboración de buena parte del vestuario; de las personas que se encargaron de la música, etc. “Si hay algo importante en todo esto fue la libertad que me dio la Federación, en especial su Vicepresidente Ramón Jesurun, de hacer lo que se me ocurrió en el espectáculo. Me dieron mucha confianza y yo les repondí. Es que lo de nosotros no es solamente el tambor. Yo adoro mi música y me siento orgullosísima de ser costeña, la prueba está que siempre la tengo presente en todo cuanto hago, pero hay también que destacar culturalmente otros valores. Como el caso de la mezzosoprano Marta Senn, la Coral Madrigal, cuya interpretación fue impecable, y la camerata de la Filarmónica del Caribe. Martha dio una explicación lírica de tonalidad que una mujer no puede cantar el Himno Nacional. Por eso no lo hizo”. Para Rosanna, quien siempre ha sido exigente en su trabajo sin pasar un detalle, lo que más le gustó de su espectáculo fue la precisión de todo. Hasta la paloma hizo coreografía, porque inició su vuelo despacio, dio dos vueltas al estadio y luego siguió su curso. No hubo baches, todo esa magia transcurrió en 29 minutos exactos. Ella, quien aún no para de recibir llamadas y mensajes de felicitaciones, calificó como “una experiencia maravillosa, de aprendizaje. Después de esto... hago lo que sea a nivel comercial”, concluyó Rosanna, quien el jueves durmió más feliz que nunca por el deber cumplido.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Gas y petróleo.

From: Rodolfo Segovia Salas*.
Date: 17 Feb 2003
Time: 17:52:40
Remote Name: 64.152.139.17

Comments

~Acotaciones: A propósito de la Tertulia en EL HERALDO sobre petróleo y gas, a la cual no pudo asistir, el *ex Ministro de Obras Públicas y ex Presidente de Ecopetrol: Rodolfo Segovia Salas, nos envía las siguientes acotaciones: ~GAS GUAJIRA No ha habido suficiente divulgación sobre las realidades del yacimiento de Chuchupa (de lejos la acumulación de gas seco -metano casi puro- encontrada en Colombia). Por su ubicación lejos de los mercados ha tomado mucho tiempo realizar su potencial, lo que naturalmente ha jugado en contra del descubridor (Texaco). Cuando revierta dentro de poco tiempo, las reservas remanentes equivaldrían todavía a la más de la mitad de las reservas y los mercados disponibles no justificaban las enormes inversiones para licuarlo y poderlo exportar por vía marítima. Ahora que ya existe un amplio mercado para gas licuado y los avances tecnológicos han disminuido el monto de las inversiones, el país y, en particular la Costa Atlántica, necesitan las reservas. No se destinaron tampoco esas reservas para el interesante proyecto de traer mineral de hierro del Brasil y reducirlo con gas natural quizá en la Guajira (un buen puerto era condición esencial), no tanto porque no hubiese suficiente gas, como por el precio de transferencia que el proyecto requería. Nadie en su sano juicio político podía arriesgarse a firmar un contrato de suministro a largo plazo a 0.80-0.90/mil ft3 que el proyecto necesitaba, con precios de gas natural en el mundo normalmente entre US$3 y US$5. Tiene más sentido el proyectado gaseoducto a Maracaibo siempre y cuando que su precio sea rentable en términos de valor presente y que se le garanticen a la Costa Atlántica reservas razonables (teniendo en cuenta que muy pronto habrá gas disponible de Cusiana-Cupiagua para el centro y el oeste del país y disminuirá por lo tanto la demanda sobre el suministro Chuchupa-B/bermeja). No hay que olvidar que la Costa depende más que ninguna otra región de Colombia del gas para su generación eléctrica, su industria y hasta su suministro domiciliario (con la mayor penetración en el uso del LNG para automotores). ~EXPLORACION La mayor venta de gas y la posible ampliación de las facilidades en Chuchupa por parte de Chevron Texaco, debería ir acompañado de compromisos de exploración de esa compañía. Ambos de sus componentes habían sido tradicionales socios de Colombia en exploración. Se han prácticamente retirado de esa actividad (con excepción del muy preliminar costa afuera en el Caribe norte). Y ello a pesar de tener un flujo de caja y pagar impuestos en el país tanto por la explotación en Chuchupa como por su actividad en la distribución de combustible. Lo de los impuestos tiene importancia porque les permite deducir como gastos las actividades exploratorias en caso de fracaso y por lo tanto disminuye el costo del riesgo. El caso de Chevron Teneco se asemeja al de Exxon-Mobil y de Shell, otros socios tradicionales de Colombia que también se ha retirado de la exploración. Las razones hay que buscarlas en el riesgo país, inherente a las condiciones de seguridad y, sobre todo, en la inestabilidad de las condiciones de los contratos de riesgo petroleros después del descubrimiento de Caño Limón, que han ido acompañados de una también variable y a veces discriminatoria política fiscal petrolera (el antitécnico impuesto de guerra por barril, por ejemplo). Las lecciones de la pérdida de la autosuficiencia en 1974 (en medio de aumentos en el precio del crudo que pusieron en peligro la viabilidad cambiaria del país y fueron el preámbulo de nuestra crisis de la deuda en el ï84) no duraron mucho en la memoria colectiva. Con Caño Limón se regresó parcialmente al perjudicial populismo petrolero. Algunos de los grandes de la industria perdieron confianza en el país y en su seriedad, que había sido tradicional, y que contribuyó mucho a generar los grandes descubrimientos de 1983 a 1993. Con Caño Limón y Cusiana-Cupiagua las reservas llegaron a su punto más alto en la historia del país (ahora son menores que antes de Caño Limón). El Heraldo-Económicas.Barranquilla, Lunes 17 de Febrero de 2003.