[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

ELIGIO  GABRIEL  GARCIA  MARQUEZ

From: GENTE -El Tiempo.com
Date: 30 Jun 2001
Time: 15:38:51
Remote Name: 66.110.6.207

Comments

~Eligio G. García Márquez:

Ayer falleció el físico, escritor y periodista Eligio García Márquez, de 53 años, hermano menor del Nóbel Gabriel García Márquez. Se encontraba en un grave estado de salud desde hace varios meses.

Eligio nació el 14 de noviembre de 1947 en Sucre (Sucre). Desde los 3 años vivió en Cartagena y terminó el bachillerato en el Liceo Bolívar. A la hora de escoger una carrera se decidió por la física, pero su vocación de escritor lo llevó a incursionar en el periodismo y la literatura. Era un destacado estudioso de la corriente del periodismo literario.

Como periodista trabajó en El Espectador, la desaparecida revista Flash, en Cromos y Cambio. Algunas de sus obras publicadas son: Para matar el tiempo, una novela sobre los jóvenes cartageneros; Son así, libro de reportajes sobre escritores latinoamericanos, y La tercera muerte de Santiago Nasar . También era productor de televisión.

El 27 de marzo pasado había recibido la Medalla al Mérito Cultural. Debido a su delicado estado de salud, Eligio recibió la condecoración en su casa, ante pocas personas. Recientemente presentó su libro Tras las claves de Melquíades.

La medalla se otorga desde 1998 a las personas, comunidades o instituciones que promuevan las expresiones artísticas y culturales en los ámbitos locales, regionales y nacionales. La han recibido, entre otros artistas, los fotografos Leo Matiz y Nereo López, la pintora Débora Arango y el escritor Héctor Rojas Herazo.

El otro García Márquez Tras las claves de Melquíades

La noche del lanzamiento de Tras las claves de Melquíades, el jueves 18 de marzo del 2001, Eligio García estaba animado. Su libro era producto de una década de investigación sobre Cien años de soledad, la novela cumbre de Gabriel García Márquez. En ella concretaba sus pasiones como reportero y novelista.

Era la primera vez que asistía a un acto público desde que se le descubrió su enfermedad, y sería la última.

Cuando Gabriel (José) García Márquez se vino a estudiar al interior del país, a finales de los años 40, su padre, don Gabriel Eligio, quiso tener otro Gabriel en la casa y 'encargó' al menor de los once hermanos : Eligio Gabriel.

Veinte años más joven que el Nobel, Eligio nunca firmó sus libros ni sus trabajos periodísticos con el apellido materno, ni con su segundo nombre, para no predisponer al lector y construirse una carrera literaria propia.

Pero el éxito de la obra de Gabriel García Márquez se le atravesó en su camino de lector hace años y desde entonces, como millones de lectores alrededor del mundo, ha vivido la fascinación de esa literatura hecha de sudor, disciplina, magia y toneladas de talento de su hermano.

Desde que leyó Cien años de soledad , cuenta, se dio a la tarea de hacer la más completa pesquisa sobre la gestación. Pese a las dificultades (fue víctima de un tumor cerebral), su última obra estuvo lista para el pasado mes de mayo.

Tras las claves de Melquíades es un emocionante reportaje de 13 capítulos y 630 páginas. En ellas expuso, en tono periodístico, cuánto logró saber acerca de motivaciones, fuentes, anécdotas y los obstáculos que rodearon a Cien años de soledad, desde su concepción hasta la escritura y aparición.

Si bien García estaba obnubilado con la obra de su hermano mayor, se interesó enormemente por la literatura de William Faulkner, Raymond Chandler, Ernest Hemingway, Marcel Proust y Albert Camus.

Última entrevista a EL TIEMPO

A continuación se transcribe una entrevista que concedió Eligio García Márquez al editor de Domingo de EL TIEMPO, Francisco Celis, poco antes de la salida de su último libro este año.

¿Qué revela este libro más allá de lo dicho por las innumerables publicaciones sobre la obra?

En el título está implícito que se trata de una búsqueda del proceso de creación y todas sus implicaciones. Yo cuento ahí cómo se fueron encadenando los hechos para la publicación del libro que revolucionó totalmente las letras hispanoamericanas y lo explico en el último capítulo.

¿Cómo hizo para no desanimarse por la abrumadora cantidad de estudios sobre le tema?

Las muchas aproximaciones que se han escrito alrededor de Cien años de soledad se especializaban en tomarla parcialmente.Mi interés iba mucho más allá, yo quería mostrar una visión totalizante.

¿Por qué un reportaje y no un libro académico?

Como periodista, el reportaje me permitía encontrar el tono para comunicar los resultados de la investigación. Mi interés era llegar a la inmensa cantidad de gente que quiere conocer cómo se preparó y cuál fue el ambiente que rodeó la publicación de Cien años de soledad . Para eso conté con la maravillosa colaboración de personas muy allegadas a la editorial y al escritor, quienes me facilitaron sus testimonios con toda la amplitud y generosidad que no me canso de agradecer.

¿Qué lo seduce tanto del reportaje?

El reportaje es un gran instrumento de conocimiento de la realidad que permite que todos los actores intervengan en la comunicación. Siempre ha sido para mí el género periodístico por excelencia. Como estudiante de física, el rigor teórico que allí se exige lo traslado al periodismo a través del reportaje.

¿Qué tanto le ayudó ser el hermano de Gabo?

La cercanía familiar no ha sido obstáculo para mi ejercicio literario. Al contrario, he encontrado siempre un gran respaldo y un inmenso amor protector.Como todo colombiano que se haya acercado a la obra de Gabito, y más si trabaja con las letras, seguramente se ha sentido afectado. Lo importante es que esa influencia lo empuje a desarrollar su creatividad.

¿Concluyó este libro antes de su enfermedad?

La investigación tiene muchos años. La idea nació y se fue perfilando poco a poco en la medida que veía que a pesar de todos los estudios todavía quedaba mucho por aportar, para esclarecer ese inmenso trabajo creador y su contexto sociocultural. Tanto en el país como fuera de él (Argentina, México, España, Barranquilla, Cartagena, etc.) se fueron recopilando muchos elementos que como un entramado fueron permitiendo acercarse al hilo conductor de la obra Se terminó de escribir hace un año, y solo la corrección se fue haciendo en esta última etapa que he vivido con tanta dificultad, pero gracias a la labor desinteresada y generosa de mi hermano de corazón Roberto Burgos Cantor y el apoyo de mis hijos, hoy podemos hablar de haber culminado algo con lo que me había comprometido desde que leí Cien años de soledad por primera vez.

¿Qué le dijo García Márquez cuando lo leyó?

Gabito, como todo hermano mayor, tiene una visión amorosa de lo que he producido. El es muy respetuoso. Sólo a través de mi hermano Jaime he conocido su reacción ante algo que le incumbe personalmente. Se me ha dicho que lo leyó con entusiasmo y que le sirvió para constatar algunos datos y reafirmarse en algunos elementos que le son valiosos para sus memorias.

Este sábado se ofrecerá una misa en la iglesia Santa Clara de Asís (Carrera 8A No. 98-31), a las 12:30 p.m. y la cremación tendrá lugar en el cementerio Jardines de Paz.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Se agota el Petróleo Colombiano.

From: Jorge Montaño.
Date: 09 Feb 2003
Time: 18:59:36
Remote Name: 64.152.139.17

Comments

Tertulia en El Heraldo-Barranquilla, Domingo 9 de Febrero de 2003. Económicas-Edición digital 3117. Colombia que hasta ahora no había tenido problemas con el petróleo, va a tener que importarlo antes de tres años porque las reservas se agotan en el país, advirtieron expertos en el tema en la Tertulia en EL HERALDO el pasado viernes. Se reveló que las reservas petroleras han bajado entre el 30 y 40%. Igual ocurre con la producción de crudo y la sísmica. Por lo que salió a relucir la pregunta: ¿qué ha pasado con la política petrolera?. Las reservas existentes, a pesar de la actual explotación, no alcanzan para los próximos tres años, no se llegará al 2005, y no como se dice que alcanzan hasta el año 2008, por lo que advirtieron que se avecina algo grave en el país. Se aseguró que Ecopetrol se “come” sus reservas porque no perfora, no explora y no busca petróleo, tampoco hace poliductos ni oleoductos y difícilmente está pensando en la Refinería de Cartagena. En la reunión se planteó la falta de una información adecuada, sobre todo por parte de la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol), ante lo cual se pidió una verdad total y no una verdad a medias. Se dijo que una empresa no puede tener recursos si no explora, porque este es el instrumento que indica si hay o no hay petróleo, sobre todo cuando Colombia está entre dos países productores como Venezuela y Ecuador. Para encontrar hay que explorar, se afirmó. Durante más de tres horas se analizó y se debatió el tema, se presentaron algunas conclusiones y recomendaciones. Luego se abordó lo relacionado con el gas natural y se acordó hacer otra reunión para analizar la parte eléctrica costeña. El del gas, tan importante para la Costa Caribe, se dará a conocer en una próxima entrega de la Tertulia. Asistieron Juan Manuel López Caballero, columnista de EL HERALDO; Hugo Serrano, senador de la Comisión Quinta; Salomón Náder, ex Congresista y experto en asuntos energéticos; Jaime Durán, senador; Alvaro Asthon, representante a la Cámara, Roberto Zabaraín Manco ex directivo de la Junta de Ecopetrol. Lo mismo que Antonio Celia Martínez Aparicio presidente de Promigas, Hernando Celedón Manotas ex presidente de Monómeros Colombo Venezolanos, Ramiro Escobar presidente de Acesco, el Constituyente del 91 Ricardo Barrios Zuluaga, Herbert Flesch vicepresidente administrativo de Monómeros Colombo-Venezolanos, y el ingeniero Guillermo Cuello. Fueron atendidos por el director de EL HERALDO Juan B. Fernández Renowitzky, el subdirector Juan B. Fernández Noguera y este redactor. La Tertulia se convocó para conocer cómo es hoy la situación de estos recursos naturales en Colombia. ~DESINFORMACION La Tertulia se abrió con el saludo del director de EL HERALDO y siguió con la intervención de Juan Manuel López Caballero, quien dijo que es importante tratar hoy la realidad crítica del sector petrolero, que deriva a su vez en el sector gasífero. En la parte petrolera hay una discusión sobre cuál es la realidad a nivel nacional y de Ecopetrol, señaló. “Esa claridad e información nos lleva al verdadero debate de fondo si la información que se ha ido produciendo es cierta o no ó si es que estamos sometidos a un régimen casi de desinformación en que no sabemos ni cuál es la realidad ni cuál es el tamaño del problema petrolero”, dijo. Para López Caballero el sector petrolero es el más importante, pero es el que tiene ahora la mayor crisis afectando a toda la Nación en cuanto a la economía nacional y a la parte macro. “Con esta situación el gas natural se vuelve sumamente importante, no sólo por el tamaño sino justamente por la falta de conciencia del tamaño y qué manejo se le está dando. En realidad ese puede ser el tema más interesante, el futuro más que el pasado. Pero me parece que hay que tramitar primero el pasado”, dijo. El columnista señaló que la presentación que hizo Alberto Calderón Zuleta de lo bueno que era la política y lo bien que estaba el sector y las grandes expectativas, llevó a desencadenar la reacción de quienes no vemos esa situación así y se creó el debate, que es lo que más enriquece e ilustra a todos. López Caballero aseguró que la Junta Directiva de Ecopetrol tiene hoy día mucho menos importancia que el Confis, que es el que decide si se invierte o no. La compañía no se maneja desde la Junta Directiva. La Junta lo único que hace es aprobar contratos, pero la política macro de la empresa la maneja el Confis, agregó. “Ecopetrol en forma inapropiada es parte del Estado, con lo cual las limitaciones del Estado hace que, por ejemplo, no se pueda reinvertir. Una carta que sacó (Alberto) Calderón en un diario nacional dice que la opción es desarrollar a Ecopetrol o atender los problemas sociales de la población colombiana. Esta es una especie de falso dilema que se está presentando, no sólo con Ecopetrol sino con el Referendo e impuestos. Parece que el argumento universal para justificar cualquier decisión de Gobierno, es que se puede sacrificar el sector social”, afirmó. Según López Caballero “estamos muy desinformados. Se dice que uno de cada seis pozos va a darnos la solución. Si explotamos 50 pozos estamos seguros que no va a tener problemas Ecopetrol se dijo. Esa es una información falsa y distorsionada porque eso no es así”. Considera que no hay conciencia de la información sobre la situación petrolera. “Ecopetrol nunca ha dicho que estamos en este tamaño de la crisis y en este tamaño del problema. No nos hemos apersonado del tamaño del problema”, afirmó. ~SITUACION COMPLICADA El senador Hugo Serrano, que integra la Comisión Quinta que trata los temas de hidrocarburos, reveló que las reservas nacionales bajaron de 3.138 millones de barriles en 1994 a 1.842 en el 2001. Y hoy las reservas nacionales están en 1.700 millones de barriles. Las reservas de Ecopetrol en el 94 eran de 672 millones de barriles, llegando en el 2001 a 423 millones y en el momento se pueden tener apenas 380 millones de barriles. La producción diaria pasó 826 mil millones de barriles en el 99 a 570 mil millones el año pasado. La producción de Ecopetrol ha tenido el siguiente comportamiento: 1998, 115 mil millones de barriles; 1999, 106 mil millones; 2000, 123 mil millones; 2001, 122 mil millones, y en el 2002, 122 mil millones de barriles. Serrano afirmó que la parte complicada es la parte sísmica nacional. En el 88 se hacían 6.700 kilómetros, en el 92 se pasó a 5.888, en el 97 se llegó a 939, en el 98 a 1.251, en el 99 a 365 kilómetros, en el 2000 aumentó a 2.545 y en el 2001 a 1.880. Ecopetrol en el 91 hacía 4.515 kilómetros de sísmica, 825 en el 98, 199 en el 99, 158 en el 2001, en el 2001 114 y en el 2002 no se llegó a los 100 kilómetros. En el órgano oficial de Ecopetrol, se informa que se han firmado siete contratos en el 2002 de una meta de 20, dijo. Pero lo más preocupante es que en el mismo año han renunciado 23 contratistas a nivel de exploración. En sísmica la actividad fue de 829 kilómetros el año pasado, agregó. “Para mí hubo problemas con la Ley de Regalías, con la seguridad, hubo indecisión del Gobierno, hubo desmotivación de las compañías y ahora estamos en la época de transición”, contó. Serrano informó que en cuanto a pozos perforados para sacar crudo en el 98 habían 16, en el 99 se llegó a 14, en el 2000 se pasó a 16 y en el 2002 apenas 8 a nivel nacional. “El peor año en la historia petrolera de Colombia en los últimos 50 años fue el 2002 porque bajamos la exploración a la mitad, bajamos la perforación, la producción y encontramos sólo Guandó, que resultó ser un yacimiento de 34,1 millones de barriles en reservas primarias. Eso es un pequeño yacimiento. En el año anterior encontramos reservas del orden de los 120 millones de barriles”, aseguró. El congresista afirmó que entre 1998 y el 2002 de las pocas reservas que se tenían se produjeron 1.044 millones de barriles, casi un Cusiana. Y en reservas nuevas apenas se encontraron 180 millones de barriles. “Eso confirma que nos estamos gastando lo poco que tenemos en reservas. En los últimos 18 años Ecopetrol sacó de sus reservas 675 millones de barriles y encontró 45 millones de barriles. La pregunta entonces es: ¿falla la geología o la política petrolera?”, dijo el senador. ~ECOPETROL SIN RECURSOS El ex senador costeño Salomón Náder Náder y quien por 12 años fue miembro de la Comisión Quinta, dijo que hay que dividir el tema de Ecopetrol antes de 1986, y a partir de ese año. “No podemos olvidar que Ecopetrol en el año 86 perdió todos sus recursos. Sencillamente los recursos que la empresa tenía como utilidades los invertía en exploración y explotación. Con la Reforma Tributaria que se aprobó durante ese año, esos recursos pasaron al Conpes (Consejo Nacional de Política Económica) para que fuera este organismo el que los distribuyera. Entonces Ecopetrol se quedó sin recursos”, dijo. En lo que tiene que ver con exploración Ecopetrol ha venido dacayendo hasta convertirse, prácticamente, en un ente muerto en lo que tiene que ver con este segmento, agregó. “Ese factor es ajeno al manejo de Ecopetrol. Es un manejo de Gobierno, que hizo ese cambio radical que incidió gravemente en la empresa estatal”, advirtió el ex congresista. Según Náder por eso es necesario mirar hacia atrás del 86 y hacia adelante del mismo año. “Son dos Ecopetrol distintas. La que existía antes del 86 y después de ese período”, dijo. “Estamos acabando con la gallina de los huevos de oro. En la medida en que no se le entreguen recursos a Ecopetrol para que pueda funcionar, en esa misma medida estamos acabando con la empresa y con el mismo país”, advirtió el dirigente costeño. Propuso el ex congresista de la Costa encontrar soluciones al problema que tiene la compañía colombiana y esas razones son parcialmente de tipo económico. ~LO QUE HACE ECOPETROL Roberto Zabaraín Manco ex directivo de Ecopetrol dijo que defiende lo que en materia de hidrocarburos se hizo durante el cuatrienio Pastrana. La situación no es tan apocalíptica, ni Ecopetrol es tan ineficiente como se ha querido presentar. Lo que ocurre es que en materia de hidrocarburos, el resultado de lo que se hace hoy, viene a verse a los cinco o seis años, y a veces, a más largo plazo. Lo que encontramos en 1999 es que las condiciones colombianas, frente a los inversionistas petroleros, no eran las mejores, señaló. “El “state take”, o sea la porción económica del negocio que toma el Estado, era de los más altos del mundo: El 20% de regalías, 40% para Ecopetrol, más impuestos, contribuciones y aportes, daba como resultado algo cercano al 80%, lo que significa que el privado solo recibía el 20%, elemento que golpeaba las cifras y la tasa de retorno, y desestimulaba el interés de las grandes compañías en venir a explorar”, expuso. Agregó que se suma la complicada situación de orden público, la lentitud de la tramitología oficial, que para dar un ejemplo una licencia ambiental se demoraba de dos a tres años, los problemas con los indígenas, todo, conjugado para que se deprimiera la exploración. “Ecopetrol no puede, sin sacrificar inversión social, adelantar una masiva exploración directa porque los costos son altísimos, y en dólares. Un solo pozo exploratorio perforado sin certeza de encontrar, puede costar entre 20 y 40 millones de dólares, lo que indica que para un plan masivo de exploración se requiere que la inversión y el riesgo lo asuma la empresa privada”, afirmo Zabaraín Manco. En consecuencia, dijo, “cambiamos el régimen del contrato, y aprobamos el llamado 70-30; convocamos el apoyo del Congreso, donde la participación de los senadores Hugo Serrano, William Montes, Julio Manzur, Salomón Nader, y otros, miembros de la Comisión Quinta, del Senado y que dicho sea de paso la mayoría costeños, se sacó adelante la Ley de Regalías, que las volvió proporcionales a la producción”. Contó que también se logró que la conversión barril de petróleo versus millar de pies cúbicos de gas dejara de ser puramente térmica para volverse financiera, y así estimular la exploración de gas. Se consiguió la reducción de los trámites ambientales. “En la Junta aprobamos incentivos adicionales para quienes exploren en la Costa, tradicionalmente olvidada por Ecopetrol. Se hicieron 9.000 kilómetros de sísmica marina y 24.000 kilómetros de ecobatimetría con tecnología de punta. Hoy se tiene clara la probabilidad de más de 60 teras de reserva de gas en el fondo del océano”, expuso. Dijo que se sacó adelante la aprobación de la ampliación de la Refinería de Cartagena, proyecto empantanado durante muchos años, el cual demanda una inversión de 650 millones de dólares, de los cuales Ecopetrol pondrá directamente 500 millones de dólares, la más alta inversión de los últimos años para la Costa y el país. En esto último también, afirmó Zabaraín Manco, apoyó la Comisión Quinta del Senado, la USO y fue definitivo el compromiso de Alberto Calderón en la estructuración financiera del proyecto, y en la sustentación del mismo ante el Confis, Conpes, Minhacienda, Banrepública y todos esos estamentos del alto Gobierno cachaco, que le ponen trabas a todo, máxime si se trata de invertir en la Costa En la Tertulia reveló que en diciembre del año pasado se adjudicó el contrato del P.M.C. por un valor de 40 millones de dólares, ingeniería básica de lo que faltaba, ingeniería de detalle del total del proyecto, e interventoría. “Dado este paso, la ampliación de la Refinería es un hecho, y quienes lo detengan, demoren, o paralicen incurrirán en detrimento del patrimonio público. Es una magnífica noticia para Cartagena y la Costa, y ahora toca estar pendientes y vigilantes para que no lo desvíen pues existe la alternativa de economizarse veinte millones y dejar sin insumos la proyectada y anhelada Planta de Olefinas”, advirtió. “En resumen, durante el cuatrienio Pastrana, se hizo todo lo que correspondía, iniciado en la presidencia del nunca bien reconocido por nosotros Carlos Rodado Noriega, y culminado por Alberto Calderón. Después de tomadas las medidas se disparó la suscripción de contratos: setenta y cinco de exploración. De ellos sólo han renunciado a 15, es decir que 60 siguen buscando. Cuando se habla de 40 renuncias, 25 son de contratos viejos celebrados antes de 1998. Esas sucesivas opciones de renuncia son las que distorsionan los datos. No se encuentra si no se busca, y se dio el primer paso con toda esa gente buscando, entre las cuales están siete de las 15 compañías más grandes del mundo. La eficiencia de lo que hicimos del 99 al 2002 sólo se nos podrá juzgar si entre el 2003 y el 2007 no hay nuevos descubrimientos”, dijo el ex directivo de Ecopetrol. ~ENTREGAR GARANTIAS Antonio Celia Martínez Aparicio presidente de Promigas dijo que es necesario definir cuál es el rol que le compete a Ecopetrol en toda esta situación y cómo se quiere visualizar el futuro de esta empresa. Dijo que después de cuatro años de debates y discusiones se aprobó finalmente la Ley de Regalías en el Congreso, expectativa que durante ese tiempo aguantó la exploración de crudo. Esto, agregó, era una decisión indispensable. “La pregunta es si Ecopetrol puede sustituir esa exploración que el privado no hace y sí debe hacerla o no, para hacerla debe haber una asignación de recursos que son escasos y siempre habrá que elegir donde invertir”, señaló el empresario. Celia Martínez Aparicio recordó que durante la administración del Presidente Alfonso López Michelsen se hicieron unos cambios sustanciales modificándose los contratos y se entró a dar participación privada, lo que a la postre resultó de gran importancia para la economía nacional. Una parte de la actividad la tiene directamente Ecopetrol y otra los asociados y el problema sí se ha avisorado. “Yo sí creo que hay conciencia, que no haya información suficiente es algo discutible. Hay conciencia de que el tema petrolero es fundamental y que estamos frente a una situación difícil en esta materia”, dijo. Por eso insistió en definir el rol de la empresa petrolera colombiana y sugirió evaluar las condiciones actuales para los asociados buscando incentivar la exploración en las áreas promisorias. Hay que entender que nuestro país tiene unas circunstancias particulares que el inversionista siempre tiene en cuenta, señaló en su intervención Celia Martínez Aparicio. Pero en esto del petróleo, como en todo, los estados tienen que elegir porque, repito, los recursos son finitos. Y el Estado puede ir desde hacer toda la exploración y producción hasta tener situaciones intermedias, en que dándole espacios dignos y razonables a la inversión privada se deja campo para la inversión en otras áreas de gran impacto social como, por ejemplo, educación y salud. Por eso me parece importante discutir cuál es el modelo que queremos y, sobre todo, qué tipo de sociedad debemos ayudar a construir, sostuvo el empresario barranquillero. ~SIN MATERIA PRIMA Herbert Flesch vicepresidente administrativo de Monómeros Colombo Venezolanos intervino diciendo que Ecopetrol le suministra a la empresa una materia prima que se llama ciclohexano. “Normalmente puede suministrar hasta 28.000 toneladas. El año pasado tuvimos que importar 12.000 toneladas porque abruptamente se cayó la producción en las plantas y sencillamente no nos pudieron cumplir”, contó. Flesch sostuvo que una empresa esta “amarrada” con unos contratos. “Cuando sale a comprar en el mercado internacional sencillamente paga los mayores precios del mundo”. Para el vicepresidente de Monómeros esa situación no permite entonces planear. Ni tampoco se puede realizar un segundo contrato. No se sabe absolutamente nada. “La percepción que hay de un consumidor como Monómeros es que las plantas de Ecopetrol cada vez trabajan peor. No se está suministrando la materia prima a las empresas. Entonces es un pierde pierde”, dijo. De acuerdo con Flesch no hay plata para el mantenimiento de las plantas, pero tampoco están operando y no tienen materia prima que vender en el mercado nacional. ~SITUACION ANGUSTIOSA Ramiro Escobar, presidente de Acesco, con sede en el Parque Industrial de Malambo, dijo que lo grave de la actividad petrolera nacional es que “no tengamos reservas probables y la pregunta es por qué se está alejando la inversión extranjera del sector”. “A mi modo de ver la situación es angustiosa. Para mí está en juego la economía colombiana. Esto que estamos discutiendo es enriquecedor para uno como empresario. Si la situación petrolera sigue como va, para mí es gravísimo. Pensaría unas dos veces en saber si se sigue o no invirtiendo”, advirtió. Escobar sostuvo que es importante analizar y encontrar respuestas sobre el por qué no hay más exploración petrolera. “Cuando el petróleo estuvo con un precio bajo no era estimulante hacerlo ante tanta inversión que se requería en esta actividad. Si uno va a montar una empresa y observa que el mercado está parado no hace inversión”, sostuvo. El presidente de Acesco, una empresa que decidió relocalizarse en Barranquilla para exportar su producción, advirtió: “Que susto que se nos acabe el petróleo, por eso al inversionista hay que entregarle otros incentivos con el fin de incrementar la exploración”. ~INVERSIONES PRIVADAS El ex presidente de Monómeros Colombo Venezolanos Hernando Celedón Manotas sostuvo que en la parte de exploración las inversiones deben hacerlas las empresas multinacionales porque son las que tienen la capacidad económica para tomar esos riesgos. “La empresa privada internacional sea la que haga la máxima inversión en lo que respecta a lo que es la exploración, sísmica y explotación del crudo”, señaló. Celedón Manotas comentó que Ecopetrol debe jalarle a aquellos proyectos que le produzcan rentabilidad cuando se le reviertan y que requiera una mínima inversión.