[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

NUEVO  ZAR, MALA  NOTICIA

From: RODOLFO  SEGOVIA
Date: 14 Jun 2001
Time: 05:04:47
Remote Name: 64.152.139.17

Comments

EL HERALDO-ED 1614. Jueves, 14 de Junio de 2001

Mala noticia. El nuevo zar de las drogas (DEA) de los EE.UU., John P. Walters es un duro. Prefiere castigar en vez de tratar la drogadicción. Para él-como para el presidente Bush-la legalización del consumo de estupefacientes no es una opción. Tampoco lo es su despenalización. Walters combatirá más la oferta que la demanda. Sus demonios se incuban allende las fronteras y los que sucumben a sus tentaciones carecen de autoestima; el gobierno no tiene porque ayudarlos a seguir pecando, o a que dejen de pecar.

Se rechaza el “estado terapeuta”. Cada cual es responsable de cómo dispone de su libertad dentro de la ley, cualquiera que sea el entorno en que ésta se ejerza. Tal actitud pospone reconocer que la interdicción policiva de las drogas no ha hecho otra cosa que abaratarlas, purificarlas y aumentar su disponibilidad. Contradictoria posición la de quienes, como Bush, sostienen que las fuerzas del mercado son el mejor instrumento para asignar eficientemente los recursos.

¿Será que no se dan cuenta que los agentes económicos pagan más por lo prohibido?. Y que, cuando la demanda paga más, incrementa la oferta. Parece que no. Es dogma de fe, promulgado ex cátedra por Bush, que al combatir la droga por la fuerza, la drogadicción se desvanece. Walters será el prelado a cargo de repartir los anatemas. Mala cosa.

Mala cosa, porque mientras haya demanda reprimida y criminalizada, existirán altos márgenes de intermediación de la oferta. Y mientras éstos sean extraordinarios, saldrán alcaloides de villorrios y ciudades colombianas cuya venta irá a engrosar las arcas de la delincuencia común y de la delincuencia politizada. El escondido ejército de empresarios que por aquí pulula—para lo bueno y para lo malo-medrará vestido de camuflado.

Hoy en Colombia el andamiaje delictivo de izquierda y derecha cuelga del narcotráfico. Y lloverán anatemas bautizadas con el patriótico nombre del Plan Colombia cuyo ingrediente social, por cuenta de los EE.UU., resulta magro. Qué otros donantes, y el propio Estado colombiano, contribuyan a aliviar la pobreza A los EE.UU. les interesa podar coca. Bienvenida sea la excusa, si el subterfugio sirve para tecnificar a las en ocasiones mendicantes FF.AA.

Ese subproducto castrense cae de perlas. Tarde o temprano, con o sin tráfico de drogas, habrá que enfrentar y contener la subversión. Cuándo se ha visto que rebeldes en alza casi palpando el poder suelten presa por cuenta de las admoniciones de un presidente débil e impopular.

Pero recuerde Sr. Walters que su enemigo de hoy, la guerrilla campesina en Colombia, vegetaba hasta hace poco en un ámbito restringido. Sus esperanzas, aquí como en El Salvador, Nicaragua o Guatemala pendían del éxito del modelo cubano-soviético. Desprestigiado éste, y desaparecido su apoyo material, esa guerrilla debía, en sana lógica, plegarse a las banderas de una paz generosa, como sucedió en Centro América. Pero no, en Colombia floreció la marimba y luego el tráfico de drogas duras. Detrás de él, la guerrilla tomó un segundo aire. Y como reacción surgió la otra delincuencia, la de los paramilitares, que también encuentra en el narcotráfico el hálito para su expansión. Negocio es negocio.

Mientras tengan vigencia leyes cuestionables y ajenas que criminalicen el suministro de alucinógenos continuará la lenta destrucción de este sufrido país, cuyos fundamentos institucionales han demostrado una fortaleza digna de mejor causa. Ahora que está de moda-y con razón—denigrar contra los partidos tradicionales, sometidos, quizá irreparablemente, a la clientelización caudillista, cabe una venia respetuosa ante los que, desde esa misma plataforma partidista, construyeron la Colombia que rehúsa doblegarse. Lo que no se sabe es hasta donde estirará la cuerda.

A los EE.UU. hay mucho que agradecerles, por ejemplo, el haber sostenido la democracia mundial en cruentas batallas del siglo pasado. La corriente cercana a los ideales de su Declaración de Independencia, que doblegó las peores taras de la discriminación racial y contribuyó a que se reconociera la equivocación en Vietnam, condena, cada vez con mayor vigor y munición científica, el absurdo de una metodología puramente represiva contra el consumo des drogas. Hay que confiar en ella, no en Walters. La esperanza viene del Norte.

Cetereum censeo, Caguanem esse delendam.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]

Planta de DSM/BioAbono, en Plato(M).

From: Tonny Pérez Mier.
Date: 05 Feb 2003
Time: 18:03:50
Remote Name: 64.152.139.38

Comments

~Aprobados 142 millones de pesos para una planta de tratamiento de residuos sólidos en Plato. Corresponsal de EL TIEMPO/CARIBE. Santa Marta - Magdalena. El proyecto fue implementado por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag), como solución a los problemas ambientales. Posteriormente se hará extensivo a Aracataca y El Banco. Orlando Cabrera Molinares, director de Corpamag, aseveró que con esta iniciativa se busca trabajar desde el punto de vista educativo para generar conciencia a través de la sensibilización de la comunidad a cerca de la importancia de aprovechar los residuos sólidos. "Para lograrlo se trabajará en conceptos básicos de reciclaje como la recuperación en la fuente, tratamiento, comercialización y mercadeo de los residuos, con el fin de reducir su volumen y peligrosidad", explicó el funcionario. En una primera fase del proyecto, fueron elegidos como piloto los municipios de Aracataca, El Banco y Plato, donde se desarrollarán talleres dirigidos a las cooperativas de recicladores, estudiantes, amas de casa, propietarios y trabajadores de restaurantes, vendedores ambulantes y comunidad en general. Según Cabrera, con el proyecto se busca reducir en un 40 por ciento los residuos sólidos de Plato, que ascienden a 5.063 toneladas por año, de las cuales el 40 por ciento son de carácter inorgánico y el 60 por ciento son de origen orgánico. La meta de reducción corresponde a un aprovechamiento del 75 por ciento del material inorgánico y un 50 por ciento del material orgánico para la producción de BioAbono que contribuirá al mejoramiento de las condiciones ambientales del municipio, a la prolongación de la vida útil del relleno sanitario, como al fomento de empleo para mano de obra calificada y no calificada durante el desarrollo del proyecto. Para el alcalde Luis Erney Padilla, Plato tiene un manejo inadecuado en lo que respecta a la disposición final de las basuras, las cuales son depositada a cielo abierto dentro de un relleno sanitario de 11 hectáreas sin un manejo técnico. "Gran parte de la basura son depositadas en el perímetro urbano de la cabecera municipal y en los caños que la cruzan, lo que está originando problemas de salubridad que atentan contra el medio ambiente e influyen en el deterioro de la calidad de vida de toda la comunidad", sostiene Padilla. Según el mandatario el basurero presenta un aspecto desagradable y causa molestia a los plateños por los malos olores, la proliferación de gallinazos, roedores e insectos infectocontagiosos, problemas de derrumbes, hundimiento, peligro de incendios por efecto del biogas y contaminación de aguas superficiales y subterráneas por los lixiviados. ~Solución inmediata: En su reciente visita a esa población, el alcalde Padilla le propuso a la ministra del Medio Ambiente Cecilia Rodríguez apoyo financiero para la construcción de una planta de tratamiento de residuos sólidos. "Para este proyecto la Nación aprobó recursos por el orden de los 107 millones de pesos para los estudios de preinversión, mientras que la administración local aportará un lote de 8 hectáreas avaluado en 35 millones de pesos", subrayó el alcalde. Con esta planta de tratamiento se solucionaría el problema de basuras de Plato, Tenerife, Ariguaní, Nueva Granada y Chivolo en el Magdalena y Zambrano y Córdoba en Bolívar.