[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

Y  NADIE  DIJO  NADA.....

From: Ramón A. Palacio Better
Date: 09 Apr 2001
Time: 10:51:56
Remote Name: 64.152.139.18

Comments

Y NADIE DIJO NADA........

POR: RAMON PALACIO BETTER

En el año de 1903, regalamos a Panamá y nadie dijo nada. En el año 1928 hubo una enorme masacre en la zona bananera y nadie dijo nada. En 1948, mataron a Jorge Eliecer Gaitan y todo quedo así, nadie dijo nada. En 1954 mandaron a Corea a nuestros soldados, ¿ porque, para que y por quien? Y la verdad es que nadie dijo nada. También en el año de 1954, en la Plaza de Toros se produjo una verdadera masacre durante el gobierno de Rojas Pinilla y nadie dijo nada. En 1963 se dio la primera amnistía a los campesinos que defendían sus territorios que les estaban robando y una vez entregaron sus armas, los mataron a todos, y de esto nadie dijo nada.

También en el año de 1966, mataron a Camilo Torres y nadie dijo nada. Carlos Lleras Restrepo siendo presidente en 1969, ordeno acostar a todos los Colombianos a las 8:00 p.m., y nadie dijo nada. En 1970, le robaron las elecciones a Rojas Pinilla de la noche a la mañana y nadie dijo nada. Igualmente en 1972, nos montaron el UPAC y nadie dijo nada. En 1980, se tomaron la embajada de la República Dominicana, se realizaron negociaciones con el gobierno, todo quedo así y nadie dijo nada. Los banqueros en 1982, propiciaron insólitas crisis financieras que paralizaron por semanas el país y nadie dijo nada. También en 1984, se firmaron innumerables amnistías y en menos de lo que canta un gallo, aniquilaron a los amnistiados y nadie dijo nada.

Durante los años 1984, 1986 a punta de crisis cambiaría y monetaria y con supuestas reservas internacionales, inyectaron a casi todos los bancos del país y nadie dijo nada. En 1985 a sangre y fuego se toman el palacio de Justicia, se asesinaron innumerables ciudadanos y nadie dijo nada. A los militantes de la Unión Patriótica, entre 1985 y 1992 se aniquilaron a todos sus dirigentes y militantes y nadie dijo nada. Luis Carlos Galán Sarmiento, fue asesinado, lo vimos todos en televisión y nadie dijo nada. Todos los días se secuestran ciudadanos, se asesina y se mata a diario, a gentes ricas o pobres, también se dejen sin empleos a miles de personas y de familias, se acosa políticamente a los contrarios de partido y nadie dijo nada.

Todos los días hay, diálogos, desplazados y también desaparecidos y muchos atracos y nadie dijo nada. En el exterior es un estigma ser colombiano y se nos maltrata y ultraja por esto, y nadie dijo nada. Debiéramos estar inscritos en el libro de Guiness Récords. Es el país más aguantador del planeta tierra y en donde al minuto de suceder las cosas los colombianos perdemos la memoria, y nadie dijo nada. Es el único país del mundo sin memoria y lleno de conformistas y nadie dijo nada. En el año de 1985, el presidente de la corte suprema de justicia suplicaba ante las cámaras del mundo entero, que no bombardearan el palacio de justicia, lo vimos todos pero hoy no lo recordamos porque nadie dijo nada. Matan a niños, a jóvenes, adultos ancianos y nadie dijo nada. También secuestran y después hacen explotar a un avión de la empresa avianca nadie dijo nada.

Secuestran a mas de 100 personas en una iglesia y nadie dijo nada. Igualmente vimos gobernar durante cuatro años a un elefante blanco y nadie dijo nada. La mayoría de los Colombianos supone que una gran mayoría de los congresistas de nuestra patria durante decenios, se han enriquecido con los impuestos del pueblo y nadie dijo nada. Se destaparon grandes serruchos en la cámara de representantes y nadie dijo nada, ya se nos olvido, todo. Cientos de ciudadanos son asesinados todos los días y nadie dijo nada. Se violan a niños y niñas y nadie dijo nada, se acosan sexualmente y políticamente a mujeres, jóvenes, adultos y ancianos, que laboran en las empresas publicas y privadas del Estado y nadie dijo nada.

Hace unos días a una humilde campesina, le colocaron un explosivo, collar-bomba en el cuello y le volaron la cabeza ante los ojos de todos, y nadie dijo nada. También en nuestra ciudad, se encuentra extraviada en la Basílica de la Catedral, la urna que contiene el corazón del Libertador Simón Bolívar y a pesar de la enorme importancia, nadie dijo nada. Acabaron con el mirador de Punta de Betin, de incomparable belleza y de innegable posición paisajista y nadie dijo nada. Todos los días por frente de nuestras narices se embarca carbón sin las mínimas exigencias técnicas y quien sabe como estarán estos fondos marinos y nadie dijo nada. Han negociado de manera indiscriminada varias empresas del estado y hoy son de propiedad de particulares y nadie dijo nada.

Han dañado y lastimado el normal y tranquilo pulso urbano de la ciudad, mediante la implantación de las llamadas zonas azules y nadie dijo nada. Aun en nuestros colegios privados se devuelven a su casa a los jóvenes por falta de pago y nadie dijo nada. La mayoría de las edificaciones en donde funcionan las instituciones financieras del orden nacional privadas y publicas, no son reparadas, ni les cuidan sus fachadas, no las pintan, ni les mejoran la estética a sus edificaciones y nadie dijo nada. Faltan mas policías de transito, en la zona histórica del centro y nadie dijo nada. Algunos, no todos los candidatos a las corporaciones legislativas, andan del timbo al tambo en busca del mejor postor y nadie dijo nada.

Se llevaron de Santa Marta, el Testamento, la Espada y otras pertenencias del Libertador Simón Bolívar, que dejo el día de su muerte en la Quinta de San Pedro Alejandrino y que nos pertenece por derecho propio y nadie dijo nada. El edificio de la Basílica de la Catedral de Santa Marta, patrimonio de los Samarios, Magdalenenses, se deteriora y destruye todos los días ante los ojos de la gente y la falta de interés es innegable, y nadie dijo nada. El parque nacional tayrona zona de mayor interés turístico y ecológico que pueda tener lugar alguno en el litoral Atlántico y no lo disfrutamos, ni podemos ofrecer sus bellezas al mundo y nadie dijo nada. Aun no tenemos muelle turístico, ni de cabotaje y nadie dijo nada. Demolieron irresponsablemente el moderno edificio del terminal de los ferrocarriles de Santa Marta y nadie dijo nada.

En las Empresas del Estado y de Economía Mixta, la mayoría de las obras de ingeniería y arquitectura que licitan, son adjudicada o entregadas en concesión únicamente, a las empresas foráneas, que participan en Unión Temporal o Consorcio y nunca se le entregan a las Empresas Constructoras de Santa Marta, ni del Magdalena y nadie dijo nada. Le chuzaron los teléfonos privados al Gobernador y nadie dijo nada. También existen y operan empresas multinacionales radicadas en la ciudad y en otros municipios, que solo ofrecen al pueblo unos cuantos puestos con salarios mínimos; porque los cargos para ejecutivos y directivos, se los asignan solo a profesionales de otras ciudades de Colombia, exclusivamente y nadie dijo nada.

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO SANTA MARTA, 18 DE SEPTIEMBRE DEL AÑO 2000

Ecopetrol: La Hora de la Verdad.

From: El Tiempo-Editorial.
Date: 27 Dec 2002
Time: 17:27:12
Remote Name: 64.152.141.88

Comments

Bogotá, viernes 27 de diciembre de 2002.

La USO debe comprender, como lo ha hecho la administración, que solo la austeridad puede salvar de la crisis a la empresa petrolera.

Colombia no está enfrentada a una crisis política como la que afecta a Venezuela. Tampoco está abocada a una parálisis de su economía (con petróleo incluido), como la que golpea al vecino país y por la cual aquel ha pasado, de la noche a la mañana, de ser el quinto exportador mundial de crudo a novísimo importador de combustibles. Pero en el sector petrolero colombiano se está gestando, por una diversidad de factores, una situación crítica, que podría tener, guardadas las proporciones, unas consecuencias igualmente catastróficas para la economía nacional.

El primer síntoma de esa situación es el descenso de la producción petrolera, que en los últimos tres años alcanzó una proporción del 39 por ciento y puso al país ante la perspectiva más o menos próxima de perder su autosuficiencia en este campo. Con el agravante de que el declive puede continuar agudizándose, hasta el punto de que la cifra máxima de 825 mil barriles diarios de crudo, alcanzada en 1999, se vea reducida a menos de 500 mil barriles diarios en el 2003.

Según el presidente de Ecopetrol, Isaac Yanovich, Colombia podría perder la capacidad de autoabastecimiento petrolero en el año 2005. Pero aun antes, en el 2004, se vería obligada a comprar crudo a las multinacionales que operan en el país en asociación con ella, si en los próximos 15 meses no se producen hallazgos significativos de reservas. Y las posibilidades de que estos hallazgos ocurran son remotas, debido a la escasa actividad exploratoria. Basta un par de cifras para apreciarlo: de 200 pozos exploratorios que se proyectó perforar en el cuatrienio 1998-2002, solo se perforaron 62.

Las razones de esta declinación en la exploración y la producción van desde las dificultades geológicas y la inseguridad en los campos petroleros hasta el cambio de política de Ecopetrol en el lapso mencionado, por el cual se cedió buena parte de la actividad exploratoria a las multinacionales asociadas. Pero aun si la empresa estatal modificara radicalmente esa política y emprendiera una ambiciosa tarea exploratoria, no es mucho lo que puede hacer para contrarrestar las dificultades presentes.

Lo que sí puede hacer la empresa frente a tan crítica situación es adelgazar su estructura burocrática y racionalizar sus gastos para detener el desequilibrio de sus finanzas. Elemento esencial de esta estrategia tendrá que ser la disminución de su elevada carga laboral, resultado de un sobredimensionamiento generado en sus pasados años de bonanza. Así lo ha entendido la nueva administración, y por esto tomó recientemente la decisión de denunciar la convención colectiva con el sindicato de la USO, que debe renovarse el 31 de diciembre próximo. Con este paso, Ecopetrol busca abrir una negociación que facilite la reducción de la nómina y la eliminación de algunas disposiciones que impiden lograr la mayor eficiencia posible en sus operaciones.

Una de esas normas es la que se refiere al régimen de estabilidad, por el cual ningún trabajador puede ser despedido después de 16 meses en la empresa. Otra es la relacionada con el escalafón, que funciona por antigüedad y no por méritos. Algunas más son aquellas que obligan a la empresa a contratar servicios ajenos a su actividad, como los de casinos y mataderos. Otras, en fin, son aquellas que reglamentan las relaciones de administración entre Ecopetrol y el sindicato.

La reacción inicial de la USO a la denuncia de la convención fue la de rechazar la decisión y anunciar que los trabajadores están dispuestos a ir al paro, si es necesario, para defender sus prerrogativas. La empresa, por su parte, ha dicho que si no es posible renegociar la convención acudiría al tribunal de arbitramento, como lo contempla la ley, y en caso de paro recurriría al procedimiento que permite a sus directivos asumir el manejo de las operaciones de la empresa.

Es de esperar que las cosas no lleguen a esos extremos y que el sindicato entienda, como lo ha hecho la administración de la empresa, que los tiempos de prosperidad son cosa del pasado. Y que si no se reduce la carga laboral a proporciones razonables y se adopta una política de austeridad, el horizonte para la emblemática institución es muy oscuro. Todos, directivos y trabajadores, deben comprender que a Ecopetrol le llegó la hora de la verdad.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]