[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

MEA  CULPA: SABER  Y  NO  HACER.

From: Fijar Responsabilidades-Ropacas-P.R.
Date: 07 Apr 2001
Time: 06:28:03
Remote Name: 64.152.139.18

Comments

~Comentarios Preliminares: "En el derecho colombiano la regla general es que las responsabilidades sean subjetivas, es decir que tengan en cuenta la conducta del individuo. Ahora, para que alguien sea condenado como responsable (independientemente del tipo responsabilidad: penal, civil, disciplinaria, administrativa o fiscal) debe haber tenido una conducta culposa o dolosa. El dolo es la intención de hacer daño, la mala fe. La culpa es la negligencia es haber actuado con bajos niveles de cuidado. La culpa tiene tres grados: levísima, leve y grave." "La culpa levísima es aquella falta menor en la que una persona común, teniendo un cuidado razonable, puede incurrir y sólo excepcionalmente genera responsabilidad. La culpa leve es aquella falta en la que una persona común, con niveles de cuidado razonables, no debería incurrir. La culpa grave es una falta grosera en la que sólo incurriría una persona extremadamente negligente, es una falla tan burda, tan inexcusable, que sólo alguien de mala fe incurriría en ella. Por esto, en materias civiles se asimila al dolo -esto se hace para efectos prácticos, pues el dolo es extremadamente difícil de probar-.La cosa es bastante subjetiva. Para ser responsable fiscal se requiere culpa leve, grave o dolo. La culpa levísima no genera responsabilidad fiscal." "Finalmente, es probable que en los fallos aparezca que la mayor parte de los personajes han sido condenados por culpa puesto que el dolo es muy difícil de probar. Por ello muchos de los corruptos aparecerán como malos gestores." Eduardo Téllez Gómez,Consultor Oficina Jurídica. Contraloría General de la República de Colombia.

~Así es fácil "meter la pata",ya hay una Excusa Pre concebida y ...recuerden:El Gobierno paga! Se debe fijar una Responsabilidad,el Funcionario no debe pagar por un Error involuntario;pero uno preconcebido,es diferente.Para lo cual,probaremos que si existe una Causal en lo de Corintuba,pues Ellos son Expertos en lo Legal(con una División Especializada) y conocen de Técnicas de Manejo en Petróleos,para poder sacar un 'rendimiento economico' a un Yacimiento(que en Ley,no lo exige, para determinar el Descubrimiento).DOLO?

~Veamos que si conocen esas Tecnologías: "A cientos de metros bajo la superficie se encuentra una capa de roca formada generalmente con arenas compactadas por el peso de los estratos superiores. Sin embargo, entre cada grano de arena existe un espacio en el cual se almacena el crudo. En el lenguaje petrolero, este espacio es denominado porosidad. Esta zona de arenas se comporta como una esponja que contiene fluidos en su interior. Cuando los granos son sometidos a altas presiones de confinamiento, el espacio de los poros se reduce, disminuyendo a su vez la circulación del fluido a través de estas arenas." "Pero si a estos bloques de arena les creamos nuevos y amplios canales mediante una fractura y un material que mantenga abierta esta fractura, el volumen de aceite que fluirá hacia el pozo será mucho mayor."

~Conozcamos sus Detalles en este Articulo y saque sus Propias Conclusiones: <http://www.ecopetrol.com.co/prin/review/carta/may00/tecno.htm>

Un Buen Entendedor,no necesita de las Imágenes y las Palabras sobran,con una Explicación detallada de los Hechos:Omisión o Dolo?....

“La Regla de Oro”.

From: CARLOS RODADO NORIEGA*.
Date: 29 Nov 2002
Time: 16:26:33
Remote Name: 64.152.141.138

Comments

El Heraldo-Editorial.Barranquilla, Viernes 29 de Noviembre de 2002.

Para nadie es un secreto que en el mundo surgido con posterioridad a la caída del comunismo los hilos del poder político del universo son movidos por las manos robustas del Tío Sam. Tanto en lo militar como en lo económico la superpotencia dicta sus reglas y la inmensa mayoría de países, con una mayor o menor fortaleza relativa, son simples seguidores de esos dictámenes. Los grados de libertad para la política económica quedan limitados por la regla de oro: el que tiene el oro impone la regla.

Se pierde tiempo en debates conceptuales pero finalmente prevalece la voluntad del poderoso. La ley del más fuerte no ha sido derogada, tan solo ha sido reglamentada a través de los tiempos, y su reglamentación ha sido dictada por los que detentan el poder con un modesto concurso de los más débiles.

Los organismos multilaterales son el ejemplo clásico de la “regla de oro”. Los procedimientos mediante los cuales se toman las decisiones privilegian el criterio y la voluntad del más fuerte, y las políticas acaban interpretando los intereses de los más influyentes. Estas instituciones fueron creadas para promover la estabilidad política y económica a escala universal, es decir, para servir en forma imparcial y objetiva a todos sus integrantes, pero terminaron como agencias oficiosas de los intereses de las naciones que más aportan al sostenimiento de su burocracia.

Joseph Stiglitz, con autoridad para decirlo, lo describe con estas palabras: “En la raíz de los problemas del IMF y de otras instituciones internacionales está el problema de quién manda: quién decide lo que ellas hacen. Esas instituciones están dominadas ...por los intereses comerciales y financieros de las naciones industrializadas y las políticas de dichas instituciones reflejan naturalmente eso”.

La reversión que tuvo que hacer Colombia, de la política de aranceles que adoptarían los países de la Comunidad Andina en las negociaciones del Alca, dejó ver claramente cómo las presiones de los Estados Unidos desbarataron la estrategia de mínima defensa diseñada por un grupo de naciones débiles para contrarrestar el proteccionismo de los países de alta renta.

El más serio obstáculo que enfrenta el comercio mundial es precisamente la ley del más fuerte. Una relación desigual y asimétrica que Peter Drucker describe como “comercio adversativo”: un intercambio de bienes y servicios con todas las características de una guerra comercial o un juego de suma cero en el que unos países ganan lo que otros pierden.

El resultado lógico es un desequilibrio en las transacciones internacionales y el consiguiente déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del país perdedor, situación que generalmente se afronta mediante la contratación de deuda externa. Y, claro está, como en las derrotas militares, en estas de índole económica también se firman capitulaciones. Y para hacer cumplir ese rito están los organismos multilaterales.

Estas instituciones generalmente son insensibles a la crítica situación social de nuestros países y no tienen premura para responder a fenómenos tan angustiantes como el desempleo, el hambre, la miseria y las desigualdades. Su mira está en otros escenarios que tienen que ver con un ajuste contable de ingresos y egresos que permita generar el excedente para pagar la deuda externa.

Recientemente se ha revelado que el FMI ha aceptado que, bajo condiciones muy críticas y siempre y cuando se hayan aprobado todas las reformas planteadas, el Banco Central tendría permiso para otorgarle un préstamo al Gobierno Nacional, facultad de la que ya dispone según la Constitución pero que no se podría aplicar sin contar con el visto bueno del Fondo. Lo lamentable de esta estrategia de “la regla de oro” es que sólo permite aplicar el oxígeno al paciente cuando sus signos vitales posiblemente no respondan.

*Constituyente del 91.

[_borders/Hablamos_aftr.htm]