[_borders/Hablamos_ahdr.htm]

CERTIFICACION  Nº 050014 - MINMINAS  Y  ENERGIA

From: Dr.  JUAN  ILLERA  PALACIO
Date: 03 Apr 2001
Time: 19:25:36
Remote Name: 63.215.177.227

Comments

La Siguiente es una transcripción de un Memorial, sobre la Ley 97 de 1993,et al.

REPUBLICA DE COLOMBIA. MINISTERIO DE MINAS Y ENERGIA.

DEPENDENCIA: 73 NUMERO: 050014

LA SUSCRITA JEFE DE LA DIVISION LEGAL DE HIDROCARBUROS

CERTIFICA: Que el contenido del Capitulo V:"Avisos de Perforación y Revisión de Titulos",Articulo 181, del Código de Petróleos,es:"Cuando se haya tramitado un aviso de exploración con perforación en busca de petróleo que se repute como de propiedad privada,no habrá lugar a nuevo aviso, para los efectos del Articulo 35,en el caso de que se pretende explotar posteriormente dicho petróleo."

Que el articulo antes transcrito hizo referencia a los Avisos de Exploración con perforación en búsqueda de petróleo en terrenos de propiedad privada vinculados a yacimiento descubierto en hidrocarburos,de conformidad con las Leyes 20 de 1969 y 97 de 1993.

Que el articulo 1º. de la Ley 97 de 1993 establece:"RECONOCIMIENTO EXCEPCIONAL DE PROPIEDAD SOBRE HIDROCARBUROS.Para efectos de la excepción prevista en los articulos 1º. y 13 de la Ley 20 de 1969,se entiende por derechos constituidos a favor de terceros las situaciones juridicas subjetivas y concretas,adquiridas y perfeccionadas por un titulo especifico de adjudicación de hidrocarburos como mina o por una sentencia definitiva y en ejercicio de los cuales se hayan descubierto uno o varios yacimientos de hidrocarburos,a más tardar el 22 de diciembre de 1969."

Que a su vez,el articulo segundo de la mencionada Ley 97 de 1993,consagra: "DESCUBRIMIENTO DE HIDROCARBURO. Se entiende que existe yacimiento descubierto de hidrocarburos cuando mediante perforación con taladro o con equipo asimilable y las correspondientes pruebas de fluidos,se logra el hallazgo de la roca en la cual se encuentran acumulados los hidrocarburos y que se comporta como unidad independiente en cuanto mecanismos de producción,propiedades petrofisicas y propiedades de fluidos."

Que igualmente,el articulo 3º. de la Ley 97 dispone:"Las disposiciones contenidas en los Articulos Primero y segundo de la presente ley, constituyen la única interpretación autorizada de la Ley 20 de 1969,Articulos Primero y Trece."

Que a los folios números 128,129,130 y 131 del Libro Segundo de Registros de Avisos,bajo el número 17 se registró el día 17 de febrero de 1943,la Sentencia del 10 de octubre de 1942 de la Corte Suprema de Justicia-Negocios Generales,que declara que es fundada la pretensión de la llamada "Comunidad de Condueños del Antiguo Resguardo de Indigenas de Tubará,representada por el Administrador Valmiro H. Donado,y de la Compañia de Petróleos del Carare de que le pertenece en propiedad a la primera el petróleo que pueda encontrarse en el globo de tierra descrito en el aviso presentado al Ministerio..."

La presente Certificación se expide a solicitud del doctor Juan Illera Palacio,mediante memorial radicado,el 6 de enero de 1994,bajo el número 59133.

Dada en Santafé de Bogotá,D.C.,a los veinte(20) días del mes de enero de mil novecientos noventa y cuatro(1994).

Fdo.: ADRIANA TELLO JORDAN. División Legal de Hidrocarburos(Sello). Dirección General de Hidrocarburos. Ministerio de Minas y Energía.

ATJ/yp

~Sin Comentarios Adjuntos. RJPC-2001.

Guerra de los Mil Días(I).

From: Enrique Santos Molano.El Tiempo.
Date: 17 Nov 2002
Time: 03:15:00
Remote Name: 64.152.141.216

Comments

El último conflicto civil colombiano del siglo XIX y el primero del siglo XX estalló cuando todos creían que la paz era un hecho y la guerra un recuerdo. Primera entrega de una serie histórica a propósito del Tratado del Wisconsin, del que se cumplen 100 años el 21 de noviembre.

~Declarémonos la Paz:

Las elecciones presidenciales de 1898 se realizaron después de una campaña agitada por vientos de guerra. Desde Marzo de 1897, a nombre de los liberales, Nicolás Esguerra había propuesto un frente nacional, con un Ejecutivo plural de liberales y conservadores, que excluía del gobierno a los nacionalistas. Rechazado por impracticable.

El ex presidente Aquileo Parra, uno de los jefes naturales del liberalismo radical, en vías de extinción, adelantó gestiones con el presidente Miguel Antonio Caro para evitar una próxima guerra civil y procurar que las elecciones se realizaran en paz. La decisión de Caro de no presentar su candidatura al período 1898-1902 posibilitó el acuerdo.

El Partido Nacional, creado para sustentar los principios de la Regeneración, llevaba quince años en el poder. Su gestión económica desde 1884 había sido la causa de dos rebeliones de los liberales radicales contra el régimen regenerador, una en 1885 y otra en 1895, con victorias fulminantes del gobierno en ambas ocasiones.

Para 1898 el Partido Radical se presentó por primera vez a una elección presidencial desde 1884. Sus candidatos eran el patricio Miguel Samper Agudelo, para Presidente, y Foción Soto, para Vicepresidente. Los conservadores históricos, ante la imposibilidad de ponerse de acuerdo sobre la candidatura del general Rafael Reyes, les hicieron un guiño imperceptible a los candidatos liberales; los conservadores nacionalistas propusieron los nombres de Manuel Antonio Sanclemente y José Manuel Marroquín.

Los sucesores de Caro

El Partido Nacional y la Regeneración estaban fuertemente desgastados por quince años de gobierno, por dos escándalos monumentales -El Petit Panamá y las Emisiones Clandestinas- y sobre todo por una política económica que los comerciantes rechazaban a todo trance en sus dos postulados básicos: el papel moneda de curso forzoso y la prohibición de estipular, o control de cambios, medidas adoptadas por Rafael Núñez (1884-1894) para precaver la fuga de divisas, devaluar la moneda, suministrar liquidez al agotado torrente circulatorio y activar la industria colombiana con reducción casi total de las importaciones.

Los opositores pedían que se eliminaran el Banco Nacional y los monopolios del Estado; reducción de los impuestos y de la intervención del Estado en los negocios privados.

El vicepresidente Miguel Antonio Caro, encargado del Poder Ejecutivo (1892-1898), defendió sin cuartel la política económica de la Regeneración., que el célebre escritor humorista Clímaco Soto Borda definió como "un sistema establecido para robar en tiempo de alarma y alarmar en tiempo de robo". El Presidente Caro la había catalogado como el "ácido destinado a limpiar la corrupción" que se había apoderado del país durante la hegemonía radical (1863-1878).

Las elecciones se efectuaron el 2 de febrero. Una maniobra de última hora entre los nacionalistas y los conservadores permitió el triunfo de la llave Sanclemente-Marroquín. El señor Sanclemente se encontraba en su casa de Buga y, por su avanzada edad y sus achaques, no podía viajar a tiempo para asumir el mando. Lo hizo el Vicepresidente Marroquín, el 7 de agosto, y sus primeros actos de gobierno, en materia económica, sorprendieron a todos, a la inversa de lo que se esperaba: los liberales lo aplaudieron y los nacionalistas se sintieron defraudados. Marroquín había comenzado a desmontar la política proteccionista de la Regeneración y a darle vía al libre cambio. Caro le envió mensajes de urgencia a Sanclemente para que viniera a posesionarse.

La situación política no mejoró, y en cambio empeoraron la situación económica y la situación social. Caro inició la oposición contra Marroquín, y por el lado liberal Aquileo Parra acusó a Rafael Uribe Uribe de oportunista y ambicioso, lo que produjo en el Partido Liberal una división irreparable. El 2 de septiembre hubo en Bogotá una manifestación tumultuosa contra los nacionalistas, con gritos predominantes como ¡Abajo los nacionalistas! ¡Abajo los contratistas! El ácido regenerador contra la corrupción no había dado resultados.

Acosado por las críticas de Caro, el 20 de septiembre renunció el vicepresidente Marroquín. El senado rechazó la renuncia, mientras los liberales anunciaban su apoyo entusiasta a las reformas librecambistas, cuyo paquete fue presentado por Marroquín en el senado el 26 de septiembre, con gran júbilo por parte de los comerciantes y críticas exasperadas de los industriales.

El 4 de octubre Marroquín ofreció en palacio una velada cultural a la que fueron invitados los jefes liberales radicales. La paz parecía consolidarse, a despecho de la objeción del grupo de Uribe Uribe a la colaboración ofrecida al gobierno por el jefe radical, ex presidente Aquileo Parra.

La negativa del Senado (octubre 6) a aprobar la ley de elecciones, que los liberales uribistas consideraban garantía indispensable para la pureza del sufragio, fue una de las causas principales del conflicto que se conoce como Guerra de los Mil Días. A partir de esta negativa los liberales de Uribe Uribe llegaron a la conclusión de que por el camino de las urnas jamás tendrían acceso al poder. Desde ese momento los liberales se dividieron en pacifistas o directoristas, orientados por el jefe del Directorio liberal, Aquileo Parra; y guerreristas, que seguían a Uribe Uribe.

"La Regeneración es...el ácido destinado a limpiar la corrupción".

Miguel Antonio Caro

Enrique Santos Molano Especial para EL TIEMPO

[_borders/Hablamos_aftr.htm]